"Tomador de pelo profesional". Eso es Pedro Sánchez para el farfullero Puigdemont

  • Cataluña
  • 26-05-2020 | 08:05
  • Escribe: Guillermo Vives

Puigdemont pide un relator al "tomador de pelo" Sánchez para volver a la mesa de diálogo: "cuando apelábamos a un mediador era porque no nos fiamos de él. No le compraría un coche de segunda mano".




El eurodiputado y expresidente de la Generalitat fugado de la justicia, Carles Puigdemont, ha reclamado de nuevo este martes la necesidad de que haya un relator en la mesa de diálogo sobre el conflicto catalán porque desconfían del "tomador de pelo profesional" que es el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Puigdemont no se fía de Pedro Sánchez. ¡Menudo uno!

En un coloquio telemático organizado por el Col.legi de Periodistes de Catalunya y la Oficina del Parlamento Europeo en Barcelona, acompañado por los eurodiputados y exconsellers Toni Comín y Clara Ponsatí, ha criticado que Sánchez firmara con Bildu la derogación de la reforma legal y después el Gobierno se echara atrás: "¿Alguien cree que si llegamos algún día a un acuerdo en una supuesta mesa de diálogo, este señor no hará lo mismo?".



"Si ha firmado un documento prometiendo por escrito unas cosas, ¿alguien cree que nos tenemos que volver a sentar en una mesa de diálogo con un tomador de pelo profesional? Cuándo apelábamos a un mediador es porque no nos fiábamos", ha apuntado. (El último chanchullo de Puigdemont con Hacienda y las donaciones a su Consell de la República de pacotilla)

Partiendo de su relación con el Estado, Puigdemont ha acusado al PSOE de tener una "actitud de engaño", por lo que ve imprescindible la figura del relator para llegar a buen puerto y lograr acuerdos en un conflicto como el catalán.



"No le compraría un coche de segunda mano"

Por ello, ha reclamado garantías al presidente del Gobierno para evitar que haga, ante los posibles acuerdos que se pudieran alcanzar en la mesa de diálogo, lo mismo que con Bildu con la reforma laboral: "Y es que si tuviera que comprarle un coche de segunda a mano a Sánchez, no sé si lo haría".

Para Comín, la investidura de Sánchez no se planteó de manera inteligente ni eficaz porque, a su juicio, se entregaron votos "a cambio de prácticamente nada, porque ya se ha visto que esta mesa de diálogo, políticamente, de momento no es nada", ha añadido en alusión implícita a ERC. (¿Han robado Puigdemont y sus secuaces dinero a Bolivia para financiar su república de chichinabo en Cataluña?)



Sobre la relación entre JxCat y ERC, Puigdemont ha constatado que son socios de Govern y que en el ámbito indepedendentista se necesitan "todos, incluso Joan Tardà", después de que éste último haya reclamado más 'junquerisme' y menos 'torrismo'.

Tardà no representa a ERC

Según el expresidente catalán, Tardà es una persona con influencia y tienen libertad para escribir lo que crea, pero considera que no representa a ERC porque no ocupa ningún cargo de la dirección: "En ningún caso, ni la ejecutiva ni los portavoces de ERC han dicho que se deba elegir entre uno y otro. Por esto gobernamos juntos".



"En el independentismo hay voces muy diversas. No hay una república catalana posible sin que nos contemos y ayudemos todos. La primera empatía que necesitamos es entre nosotros, la primera coalición la tenemos que hacer entre nosotros", ha argumentado.

La exconsellera Clara Ponsatí ha avisado del riesgo de que el independentismo se debilite ante los que aseguran que no es lo suficientemente fuerte, pero cree que el apoyo es "fuerte y está llamado a ser mucho más" una vez se supere la crisis del coronavirus.

Las elecciones

Al preguntársele a Puigdemont si hay que convocar elecciones en Cataluña, ha dejado claro que no le toca a él decidirlo porque es una prerrogativa del presidente de la Generalitat, Quim Torra, un tema que "puede interesar a los cuarteles generales de algunos partidos, pero a los ciudadanos les preocupa que las cosas funcionen bien" dada la emergencia sanitaria. (El cobarde Puigdemont sigue mandando en Cataluña. Así controla a Torra con el mando a distancia)

Ante el riesgo de que el Tribunal Superior (TS) marque la convocatoria de elecciones en Catalunya si inhabilita a Torra, Puigdemont ha recordado que este tribunal ya impidió su investidura y también la de Jordi Sànchez y Jordi Turull: "Llevamos dos años y medio en los que la política catalana está interferida por el TS. Queremos liberarnos, y la mejor forma de hacerlo es mantener la agenda política que el presidente crea que debe mantener".

"Pérez de los Cobos debería estar en el banquillo de los acusados"

También se ha referido a la destitución del jefe de la Comandacia de la Guardia Civil en Madrid, Diego Pérez de los Cobos, por parte del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, asegurando que no le sorprende que se hayan descubierto "las deslealtades y mentiras de un personaje siniestro".

"Han probado su propia medicina. No le tendrían que haber renovado en el cargo. Y dada su actuación en lo que pasó el 1-O debería estar en un juicio: no como testigo, como acusado", ha zanjado.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario