Todo lo que no te han contado de la boda de la hija de Amancio Ortega

  • Famosos
  • 19-11-2018 | 05:11
  • Escribe: Guillermo Vives

Chris Martin, el cantante de Coldplay, amenizó la velada actuando en directo para los más de 400 invitados en una boda que duró dos días.


Marta Ortega, una de las hijas del multimillonario Amancio Ortega, se ha casado por todo lo alto este fin de semana con Carlos Torretta. Y decimos "fin de semana" porque la boda duró dos días.

No fue una boda cualquiera, no en vano se trata de una de las hijas de Amancio Ortega, la segunda mayor fortuna del mundo, sólo superado por el dueño de Amazon. Marta, que trabaja en Inditex, la empresa de su padre, en un cargo sin excesiva relevancia a nivel financiero (está en la sección de diseño y desarrollo de Zara Woman como directora creativa), es la que decide las tendencias.

Pero Amancio Ortega quiso que en enlace fuera un día inolvidable para su hija. De hecho, la celebración duró dos días y no le faltó de nada.

La boda empezó el día 16 a mediodía, con la llegada de los invitados, y acabó a última hora del 17. Marta lució cuatro vestidos diferentes durante los dos días, confiando su diseño al director creativo de Valentino, Pier Paolo Piccioli. Llamó la atención especialmente el último, un vestido con escote palabra de honor de tono rosa y abullonado. Marta lo lució a las cuatro de la mañana.

El cantante de Coldplay amenizó la velada en directo

El festejo tuvo lugar en el Club Hípico de Casas Novas. Allí los más de 400 invitados pudieron degustar una inmensa tarta que satisfizo todos los paladares.

El primer baile de los recién casados se produjo al son de Chris Martin, el cantante de Coldplay, que actuó en directo para ellos. También tuvieron su protagonismo micrófono en mano Norah Jones y Jamie Cullum, a quien se le vio muy animado departiendo con invitados ilustres como Jon Kortajerana, Eugenia Silva y Amaia Salamanca

El modelo vasco, que ha compartido en las redes sociales una imagen con los padres de la novia, Amancio Ortega y Flora Pérez, ha expresado su alegría por la felicidad de su buena amiga:  "Esta foto significa mucho para mi. Por el momento tan especial que captura, por la felicidad de acompañar a mi amiga en uno de los días más felices de su vida, por conocer al Señor Ortega y a la señora Pérez. Fue un día de mucho amor y alegría. Y A Coruña es una pasada!".

Una indiscrección ha permitido saber que Kortajerena y Eugenia Silva apenas comieron, por lo que al llegar al hotel pidieron un plato de spaguetti para saciar su hambre. Y no fue porque no tuvieran comida en abundancia entre la que elegir.

Para el evento Amancio Ortega cerró dos hoteles en A Coruña, en donde se improvisaron dos salones de belleza al más alto nivel. 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A memorable night!!

Una publicación compartida de Jon Kortajarena (@kortajarenajon) el

Facebook Twitter
Deja tu Comentario