"¡Tenemos que abolir la Monarquía!"

  • Cataluña
  • 23-01-2019 | 08:01
  • Escribe: Pedro Riscal

Está pasando en Cataluña, hasta aquí ha llegado el adoctrinamiento separatista con niños de diez años.


Luego dicen que eso del adoctrinamiento en las escuelas es un invento del españolismo casposo para dejar en mal lugar al procés independentista catalán. "Es un cuento chino", sostienen, aunque las denuncias de padres indignados por la comida de coco a la que se somete a sus hijos en las escuelas se sucedan sin solución de continuidad, día sí y día también.

No tienen mayoría social, pero se creen en el derecho de imponer su voluntad como si la razón les asistiera. Y durante 40 años han impuesto un modelo de educación en el que se ha penado el uso del castellano en las escuelas mientras se ha teledirigido a los niños hacia posiciones claramente independentistas sin darles siquiera la opción de elegir por sí mismos.

Es el caso del CEIP Provençals de Barcelona, un colegio infantil y de primaria, que se ha ganado la denuncia de varios padres por el sometimiento de sus hijos a un adoctrinamiento claro en contra de España. Dolça Catalunya recoge el hecho lamentable que han vivido unos alumnos de Sexto de Primaria que recibieron el guión de una obra de teatro que debía representarse en el colegio con el fin de memorizarlo.

Se trataba de un país imaginario llamado Duloc en donde convivían una serie de personajes de ficción infantiles, como Peter Pan, el conejo de Alicia en el País de las Maravillas, Caperucita Roja, Pinocho, etc. Y entre ellos se establece una discursión acerca de la necesidad de convertir el reino de Duloc en una república.

Así transcurren los diálogos:

-- ¡Convertiremos Duloc en una república!

-- ¡Exacto! ¡Tenemos que abolir la monarquía!

-- ¿Y cómo lo hacemos?

-- Hagamos un referéndum.

Y en el guión de la representación se señala que en este momento los niños debían silbar, mientras uno de ellos advertía a los demás:  “¡No digas esa palabra! ¡Está prohibida!” [en referencia al referéndum]. Inmediatamente el lobo se encargaba de precisar: “nosotros no estamos en ningún país del sudoeste de Europa” [refiriéndose a Cataluña y España] y por lo tanto, “evidentemente, podemos hacer un referéndum”.

"¡Preparad las urnas! ¡Viva la república!"

Las palabras del lobo eran muy aplaudidas por todos los presentes, mientras podía oírse: “¡Preparad las urnas!”, “¡Preparad las papeletas!”, “¡Viva la república de Duloc”.

Los padres que leyeron estos textos quedaron asombrados y presentaron una queja formal a la dirección indignados porque sus hijos pudieran ser sometidos a un adoctrinamiento tan descarado. La polémica fue extendiéndose y amenazaba con contaminar la convivencia en el colegio, por lo que la dirección optó por pedir disculpas a los padres que se sintieron ofendidos retirando la obra del programa antes de ser representada y admitiendo que el contenido no era el más adecuado en una escuela que pretende quedar al margen de cualquier ideología. Este es el correo que se envió a los padres:

"Queridas familias:

El colegio acaba de ser informado de que el texto de la obra que están preparando los alumnos de Sexto, dentro de la actividad extraescolar de teatro, tiene un contenido no conveniente para nuestros alumnos. El perfil de nuestra escuela siempre se ha mantenido al margen de cualquier ideología. Como centro educativo trabajamos desde el respeto hacia todos los alumnos, profesores y familias.

Por tanto, os queremos comunicar que el texto ha quedado retirado inmediatamente y pedimos disculpas si alguien se ha podido sentir ofendido al respecto"

La rectificación llegó gracias a la queja formal presentada por un grupo de padres. Si nadie hubiera puesto el grito en el cielo, la obra se habría representado con toda normalidad. Esa es la realidad. Son niños, necesitan abrir sus mentes por sí mismos, sin necesidad de que ya desde pequeñitos les aten con un lazo a ninguna ideología. Ninguna.

 

Facebook Twitter Google+
Deja tu Comentario