Susana Díaz saca el hacha de guerra y se rebela contra su jefe Pedro Sánchez

  • Política
  • 07-05-2021 | 21:05
  • Escribe: Guillermo Vives




Susana Díaz y Pedro Sánchez no han superado el agrio enfrentamiento que tuvieron en las primarias del PSOE. Las heridas no han cicatrizado y se han abierto con las dudas mostradas por Sánchez sobre la conveniencia de que Díaz sea la candidata socialista en las elecciones andaluzas. Y el asunto puede acabar mal... otra vez. 

De entrada Susana Díaz ha mostrado su rechazo a la intención del Gobierno de aumentar los peajes en autopistas y autovías por entender que se trata de "impuestos que se cargan sobre los trabajadores".

Susana Díaz, que es la secretaria general del PSOE-A, está absolutamente en contra de la medida de los peajes que el Gobierno de Pedro Sánchez ha enviado a Bruselas como garantía de una mayor recaudación del Estado en los próximos años.



Díaz ha explicado en Telecinco y Antena 3 que "en Andalucía hemos tenido una batalla de años para quitar peaje Sevilla-Cádiz". Y que no está dispuesta a admitir que aquel esfuerzo quede en nada: "No estoy de acuerdo con estos impuestos que se cargan sobre los trabajadores y la gente. Peleamos para quitar ese peaje y no comparto que se pongan otros, y creo que no es el momento". Un directo a la mandíbula contra la línea de flotación del Gobierno y de su enemigo íntimo Pedro Sánchez.

"Espero que Ferraz permita votar en libertad"

Pero hay más. Susana Díaz ya ha anunciado su voluntad de presentarse a las primarias para volver a ser la candidata socialista para la Junta de Andalucía. Y es consciente de que tras lo de Madrid, Pedro Sánchez y su núcleo duro no ven con buenos ojos su candidatura, ya que presenta el lastre de haber saltado de la presidencia en las últimas elecciones, al margen de otras diferencias que les enfrentaron en el pasado.



Pero Susana Díaz está dispuesta a mantener un pulso con Pedro Sánchez consciente de que la militancia la apoyará sin fisuras. Por eso ha puesto en duda la buena fe que pueda existir en Ferraz reclamando a la dirección del PSOE que sea "garantista, se mantenga al margen y permita votar en libertad a la militancia".

La petición no deja de ser sorprendente porque se supone que las normas democráticas deberían ir en la dirección de la peticiones de Susana Díaz a la dirección del partido.



Díaz ha reconocido que su comunicación con Sánchez no es fluida, que no ha podido hablar con él y que le ha enviado un mensaje sobre su opinión de cómo debe funcionar el proceso de las primarias. Ella insiste en que espera que la dirección se mantenga al margen porque "son los militantes los que tienen su voto, la voz es de la militancia".

 



Facebook Twitter

Deja tu Comentario