Sospechosa adjudicación pública a la empresa de la mujer de Pedro Sánchez

  • Política
  • 24-10-2018 | 17:10
  • Escribe: Daniel Guerra

Una empresa pública adjudica un contrato de más de 750.000 euros a una compañía de la que es socia y accionista la mujer del presidente del Gobierno.




La mujer de Pedro Sánchez, Begoña Gómez, se ha visto envuelta en un gran escándalo tras salir a la luz el presunto contrato por valor de 750.200 euros adjudicado por la empresa pública Red.es a la empresa Adalid Inmark SL, filial de Inmark Europa S.A. Esta consultora cuenta con Begoña Gómez como socia desde 2014, según el Registro Mercantil.

Inmark Europa S.A. es una “empresa multiservicios” dedicada a contratar vendedores para desarrollar campañas comerciales. Su presidente, Manuel López Hernández, ha confirmado que la mujer de Pedro Sánchez es accionista de ésta pero que está en plena excedencia. En cualquier caso, mantiene entre un 1 y un 1’5% de las acciones, además de seguir figurando como directiva del grupo. 



Un contrato que ha levantado suspicacias

La adjudicación de este contrato de tres cuartos de millón de euros públicos tiene como objeto la prestación de “servicios de formación en competencias para la transformación digital”, concretamente la “prestación servicios para proporcionar los conocimientos, destrezas y actitudes necesarios para adquirir competencias que les permitan afrontar procesos de transformación digital que afectan al desarrollo de los puestos de trabajo”.

La empresa Red.es se encarga de desarrollar programas que impulsen la economía digital, a la innovación, el emprendimiento y la formación para jóvenes y profesionales, amén del apoyo a las Pymes. Se trata de una empresa que depende del Ministerio de Economía y cuyo presidente es una persona muy cercana a Pedro Sánchez, Francisco de Paula Polo Llavata, recién nombrado Secretario de Estado de Avance Digital y miembro de la Ejecutiva del PSOE.



El contrato fue publicado el pasado mes de septiembre en el BOE, pero no ha sido hasta ahora cuando OK Diario se ha percatado de la situación, que vuelve a meter en un lío al presidente del Gobierno: ¿fue una adjudicación legal o ha habido amiguismos de por medio? Es la pregunta que se deben hacer los españoles.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario