¡¡Sospechas fundadas de corrupción en la Diputación de Barcelona!!

  • Cataluña
  • 22-07-2019 | 12:07
  • Escribe: Redacción

La Vanguardia desvela un entramado que "relaciona a funcionarios de la Diputación con ciertos alcaldes y determinadas fundaciones y empresas a las que se subvencionan de manera absolutamente irregular”.




"Subvenciones, facturas y ‘mobbing’ en la Diputación de Barcelona". Así titula La Vanguardia una información en la que deja entrever cass flagrantes de corrupción en el día a día de la Diputación de Barcelona.

De hecho el juzgado de instrucción número 1 de Barcelona está investigando una presunta trama de desviación de fondos entre la Diputación de Barcelona y diversas entidades de ayuda al Tercer Mundo que dirigen Francesc Dalmases y Víctor Terradellas, ambos vinculados a JxCat y el PDECAT.



Según La Vanguardia, el caso de presunta corrupción tuvo lugar entre los años 2011-2015, época en la que el presidente era Salvador Esteve. Y el juez sospecha de la existencia de un entramado personal que habría desviado un millón de euros que deberían haber sido destinados a diferentes subvenciones a proyectos de cooperación con Marruecos, Bosnia, Honduras e Isla de Pascua. 

"Subvenciones irregulares"

La misma fuente indica que “todo ello relaciona a funcionarios de la Diputación con ciertos alcaldes y determinadas fundaciones y empresas a las que se subvencionan de manera absolutamente irregular”.



En esta trama corrupta destaca la Fundación Catmon y la asociación Igman. La primera está controlada por Víctor Terradellas, ex secretario de relaciones internacionales de Convergència; y la segunda la dirige Francesc Dalamases, diputado de JxCat en el Parlament.

Según el informe de las cuentas bancarias el dinero llegó a Catmon y “fue inmediatamente utilizado para adeudos de tarjetas de crédito, gastos personales como parking de vehículos a nombre de Terradellas y a nombre de CDC o pagos de restauración en el negocio de la pareja de Francesc Dalmases”.



Igman, por su parte, recibió una subvención de algo más de 160.000 euros, pero la Policía sostiene que “no fue destinada al citado proyecto y el dinero cobrado de la Diputación tiene un destino muy concreto dentro de un círculo de personas cuyo espíritu altruista se pone en duda por los investigadores, siendo en la mayoría de los casos su medio de vida principal, sin cumplirse los objetivos perseguidos”, añade La Vanguardia.

La investigación tiene su origen en el caso Estela, iniciado en el año 2018 con la detención de Víctor Terradellas -que quedó en libertad con cargos-, y con el registro de la Diputación de Barcelona. Dalmases, aunque consta como investigado, no fue arrestado gracias a su condición de aforado.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario