Sólo quedan once presos etarras por volver a casa: Hoy han acercado a tres más

  • Política
  • 30-04-2021 | 21:04
  • Escribe: Gonzalo Palacios




El Gobierno de España transmite una sensibilidad con los asesinos encarcelados de ETA que ellos no tuvieron con sus víctimas. Al Ministerio del Interior le preocupa mucho su bienestar y ya los tiene a casi todos cerca de casa. Sólo quedan once presos por cubrir su pactado acercamiento.

Este viernes han sido trasladados tres nuevos presos de ETA para que estén más cerca de casa. Uno de ellos es nada menos que Mikel San Sebastián Gaztelumendi, condenado por su responsabilidad en el sanguinario y salvaje atentado de la T4 en el aropuerto de Barajas.

Los presos etarras entran en campaña: "Esto no gustará a los madrileños"



Este inusitado interés del Gobierno, a través del Ministerio del Interior, de acercar a los presos asesinos de ETA a sus casas responde a uno de los acuerdos alcanzados por el PSOE y Bildu a cambio de su apoyo en la investidura dejando fuera al PP. 

Esta medida ha soliviantado a la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), que asiste perpleja al constante traslado de presos. De hecho ya sólo quedan once etarras por ser acercados a casa gracias a la política de "aniquilamiento de la dispersión de presos" llevada a cabo por Pedro Sánchez desde que accedió a la presidencia en junio de 2018. 



Trato de favor para estos tres "angelitos"

Mikel San Sebastián Gaztelumendi sale de la cárcel de Murcia-II para ir a la prisión de Soria mientras cumple los 1.040 años de prisión que le cayeron en 2010 como responsable del atentado que asesinó a Diego Armando Estacio y a Carlos Alonso Palate.

¡Una vergüenza! Libertad y pisos de lujo para los etarras



Aurken Sola Campillo se traslada de Burgos a Pamplona mientras cumple condena de 26 años de cárcel como integrante en 2008 del comando 'Hego Haizea' que atentó en Navarra elaborando una lista de objetivos entre los que figuraban concejales, policías y escoltas.

Por su parte, Irkus Badillo Borde se beneficiará por su parte del tercer grado penitenciario gracias a la decisión de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y deja Alicante para ir a la cárcel de Bilbao. Fue condenado a 22 años de prisión al ser identificado como integrante de la caravana de la muerte por los delitos de integración en organización terrorista, conspiración de estragos terroristas y transporte de explosivos.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario