Sobreviven en una isla abandonada de Bahamas comiendo cocos durante 33 días

  • Sucesos
  • 11-02-2021 | 09:02
  • Escribe: Álvaro Jiménez

La Guardia Costera de Estados Unidos ha rescatado a tres personas que han pasado más de un mes en una isla abandonada




La Guardia Costera de Estados Unidos ha rescatado a tres personas (dos hombres y una mujer) de origen cubano que han pasado los últimos 33 días en una isla abandonada de Bahamas.

El funcionario de la Guardia Costera Riley Beecher estaba en su patrulla rutinaria por la zona de Anguilla Cay (una serie de islas entre los Cayos de Florida y Cuba) cuando, de repente, algo llamó su atención.



Espectacular rescate: El Ejército se lleva en brazos a la abuela de Cuéntame

Al acercarse vio como tres personas ondeaban una bandera improvisada de forma desesperada desde una isla abandonada. El equipo de la Guardia Costera no estaba preparado para llevar a cabo un rescate de forma inmediata pero les dejaron agua, comida y una radio para poder comunicarse.



"Lamentablemente, no teníamos a nadie que pudiera hablar español fluido pero con mi poco español fui capaz de discernir que eran de Cuba y que necesitaban atención médica", ha dciho Beecher a la BBC.

Un hacker roba el pene a varios hombres y pide rescate



Los tres cubanos explicaron al grupo de rescate que el bote en el que iban se hundió y que nadaron a la isla más cercana. Allí, se alimentaron a base de cocos durante 33 días y, gracias a ello, lograron sobrevivir.

"A primera vista, no parece que la isla tenga mucho, pero hay algunos arbustos y algunos árboles, así que de alguna manera fueron capaces de protegerse del clima", ha explicado Justin Dougherty, otro miembro de la Guardia Costera.



Viral: El emotivo rescate de un perrete atrapado por las inundaciones

Trasladados al hospital en helicóptero

El rescate se llevó a cabo en helicóptero y las tres personas fueron trasladadas de inmediato a un centro médico de Florida para someterse a un chequeo y que los profesionales sanitarios comprobasen que estaban bien de salud.

Posteriormente, pasaron a manos del Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos. Por su parte, la Guardia Costera ha explicado que nunca se habían enfrentado a una situación similar.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario