Sexo oral. ¡¡Descubre estos ocho consejos para disfrutar al máximo con tu pareja!!

  • Enciclopedia
  • 11-06-2020 | 10:06
  • Escribe: Redacción

Es necesario pasarlo bien para poder estar a gusto


La persona que realiza el sexo oral tiene que estar pasándolo bien mientras lo hace, ya que así conseguirá que sea más satisfactorio.

Las mujeres suelen quejarse de que sienten arcadas, se hacen daño en el cuello o se quedan con la mandíbula desencajada tras hacer una felación. Los hombres parecen que no saben acariciar un punto erógeno y algunas personas, tanto hombres como mujeres, solo usan la lengua y se olvidan de los labios.


Moushumi Ghose, sexóloga y terapeuta matrimonial, ha explicado para 'Men's Health': "Una mamada no tiene que ser un trabajo para las mujeres. Cuanto más cómodo y agradable resulte para ellas, lo harán con más entusiasmo y más a menudo”.

Ocho consejos

Aquí van ocho consejos para conseguir que esta práctica sea maravillosa para ambos.


Exprésate: a todos nos gusta saber que estamos haciéndolo bien. Si te toca recibir no estés en silencio y exalta el buen trabajo de la otra persona y lo mucho que lo disfrutas. Aunque en el caso del que está dando, las posibilidades de decir lo bien que se lo está pasando o si le está molestando  el cuello, son más complicadas. 

Busca la comodidad: igual que si el que recibe no está en una posición cómoda va a tardar más en alcanzar el clímax, del otro lado una postura molesta hará que lo realice peor. Si vamos a estar arrodillados poner un cojín es una buena idea, y si nos tumbamos sobre la otra persona, procurar encontrar una postura en la que se esté cómodo. “Mantén el pelo recogido hacia atrás para que no se meta en la boca y cambia de posición siempre que puedas”, aconseja la sexóloga.



Mantener limpia la planta baja: hay que cuidar la higiene personal en nuestras partes íntimas. Una ducha previa es una buena opción para empezar a caldear el ambiente.

Manos arriba, y abajo: al practicando sexo oral  nuestros dedos pueden servir para dar placer: pechos, muslos, glúteos, testículos o la zona de la próstata o de la vagina. Si estás recibiendo, acaricia su cabeza, su rostro y todas las zonas erógenas que tengas cerca.

Sí, te lo estás pasando bien: la autoexcitación cuando estamos dando o recibiendo sexo oral es importante para disfrutar. A parte de pensarlo hay que comentarlo con la otra persona: miradas, gestos, caricias, sonrisas o gemidos.

Por qué no, depílate: y los hombres también. En pleno acto pueden resultar incómodos los pelos púbicos, así que es recomendable recortar un poco la zona.

Avisa antes de llegar a la meta: “Para asegurarse de que el gran final es tan divertido para ella como el resto de la experiencia, se recomienda acercar una mano hacia el pene antes de eyacular y avisarle de que 'viene'”, aconseja la sexóloga Jill McDevitt

Cuándo retirarte: cuando llegues al orgasmo sigue el consejo de Ghose y “asegúrate de que la otra persona sepa que esto no es el final”.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario