Seguirá chupando del bote con su pensión escandalosa: ¿Cuánto cobrará Torra?

  • Cataluña
  • 15-10-2020 | 06:10
  • Escribe: Pedro Riscal

La Fiscalía de Sánchez le hace el último favor a Quim Torra, el "enemigo íntimo" del presidente del Gobierno.


El pago por los servicios prestados a Quim Torra le supondrá una pensión escandalosa gracias a la venia de la Fiscalía que controla Pedro Sánchez. A pesar de haber sido expulsado de su cargo por una inhabilitación judicial, Torra se va con todos los honores y los bolsillos llenos por 28 meses de trabajo.

El expresidente de la Generalitat Quim Torra mantendrá el sueldo y los honores de expresidente después de que, en la vista de ejecución de la condena de inhabilitación de este miércoles en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), la Fiscalía no se ha opuesto a que los conserve.


Fuentes presentes en la sala han explicado que la sentencia del TSJC especifica los cargos por los que se inhabilita a Torra, pero no los honores, y el Ministerio Público no se ha opuesto a que conserve el sueldo de expresidente.

El testamento de Torra: "O Monarquía española o República catalana"


Las fuentes consultadas han explicado que el fiscal considera que el salario de expresidente no se puede entender como un honor, sino una forma de evitar que quienes han ocupado el cargo pasen a trabajar en la empresa privada.

Así, la defensa de Torra, que ejerce el abogado Gonzalo Boye, y la Fiscalía han coincidido en que Torra mantenga las condiciones como expresidente, incluyendo la oficina de expresidente, a pesar de la condena a 18 meses de inhabilitación, aunque las partes han disentido en cómo computar el tiempo de inhabilitación fijado en la sentencia.



Discrepancias sobre el final de la inhabilitación

Por una parte, el fiscal sostiene que deben contarse los 18 meses a partir del día en que Torra fue condenado y cesado como presidente: la sentencia del Supremo que avaló la condena fue el 28 de septiembre de 2020, y el Diario Oficial de la Generalitat (Dogc) publicó la sustitución de Torra por el vicepresidente Pere Aragonès dos días después, por lo que en este escenario la inhabilitación terminaría a finales de marzo de 2022.

En cambio, la defensa ha esgrimido que debe tenerse en cuenta el tiempo desde que Torra no tiene escaño en el Parlament --a raíz de una resolución de la Junta Electoral Central (JEC) del 3 de enero de 2020--, porque ya ocho meses antes de la sentencia se le privó de uno de sus dos cargos públicos. 

En este escenario, fuentes presentes en la sala han explicado que el tribunal también estudiará, a petición de la defensa de Torra, la posibilidad de que estos ocho meses desde que dejó el escaño hasta la sentencia puedan contabilizarse en parte, al menos en un 50%, como cumplimiento de la condena, ya que durante ese tiempo solo ejerció las mitad de sus cargos públicos.

Los catalanes le ponen nota a Torra y su Govern: ¡Suspenso!

La condena de Torra también implica una multa de 30.000 euros en total, y su letrado presentará en los próximos días el tribunal un documento con una propuesta sobre cómo pagarla, y después los magistrados de la Sala Civil y Penal decidirán los detalles sobre el cumplimiento de la condena. 

Las condiciones del expresidente

Las atribuciones a los expresidentes de la Generalitat las fija la Ley del estatuto de los expresidentes, de 2003, que establece que quienes salgan del cargo "tienen derecho a percibir, por un periodo equivalente a la mitad del tiempo que han estado en el cargo y, como mínimo, por una legislatura, una asignación mensual equivalente al 80%" del sueldo que tenían como presidente, y una pensión vitalicia del 60% del sueldo de presidente a partir de los 65 años.

Cobrar el sueldo o la pensión de expresidente es incompatible con cargos públicos o cualquier trabajo en el ámbito público o privado así como con la participación en consejos de administración.

Uno de los supuestos que la Ley recoge para revocar las prerrogativas de expresidentes es una condena penal firme, para lo que es necesario una mayoría de dos tercios en el Parlament.

A Quim Torra le han salido muy rentables los 28 meses que ha estado al frente del Govern de la Generalitat obedeciendo las órdenes cursadas por Puigdemont con el mando a distancia. Le queda una pensión de VIP con la que podrá vivir a cuerpo de rey el resto de sus días sin dar golpe.

Un sueldo de 153.235 euros, el más alto de España

Torra ya tenía el dudoso honor de ser el presidente de comunidades autónomas y el cargo político en general con el sueldo más alto de España. Cataluña siempre más. Y su presidente también. Torra percibía hasta el día de ayer, en el que fue inhabilitado por el Tribunal Supremo, un salario de 153.235,50 euros. No le fue mal a él la situación de "represión" en la que vive Cataluña.

Torra se va amenazando con llevar a Europa la represión de España

Durante los próximos 14 meses, la mitad del tiempo en el que ha ejercido su cargo, Torra seguirá cobrando el 80% de esa cantidad. Y luego se quedará en el 60% como pensión vitalicia cuando se jubile a los 65 años.

Es decir, durante los próximos 14 meses percibirá un sueldo de 122.400 euros sin dar un palo al agua. España, y también Cataluña, sufre el azote de la crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus, pero los efectos de la recesión económica ni alcanzarán ni salpicarán al "Molt Honorable" Quim Torra.

91.800 euros anuales como pensión de jubilación

Para eso sirven los impuestos de los ciudadanos, que también correrán con los gastos de la oficina que la Generalitat pondrá a disposición de Torra para que se entretenga allí y dé de comer a tres empleados que estarán a su servicio, también pagados por la ciudadanía, así como el chófer que guiará sus pasos, el coche oficial y el coste que supongan las medidas de seguridad en torno a su persona.

Como referencia, la oficina del expresidente Artur Mas le supuso a los catalanes un coste de 30.221 euros el pasado año. Puigdemont, por su parte, fue más caro. La Generalitat tuvo que pagar en 2019 41.134 euros por su oficina de expresident, sin contar los costes de personal, seguridad y mantenimiento.

Una vez jubilado a los 65 años (ahora tiene 58 años), Torra cobrará una pensión vitalicia de 91.800 euros. Una bicoca. Y en nada emborronarán su historial y sus merecimientos para acceder a pensión tan lucrativa los hechos que han llevado a la justicia a inhabilitarle para el ejercicio de cualquier cargo político. Porque en Cataluña, los jerifaltes del independentismo sí están por encima de la ley.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario