Secuestran y torturan a un camarero en una fiesta ilegal

  • Sucesos
  • 02-08-2021 | 10:08
  • Escribe: Redacción

La Guardia Civil ha detenido a tres personas por secuestrar, vejar y torturar a un camarero en Marbella




La Guardia Civil ha detenido a tres personas por secuestrar, herir y vejar a un camarero que trabajaba para ellos en fiestas ilegales con drogas y armas en Marbella (Málaga). Los arrestados le exhibían ante los asistentes al evento y se burlaban de él.

Según un comunicado emitido por el Instituto Armado, en estas fiestas le hacían heridas y hasta llegaban a simular su muerte. Uno de los detenidos, le dibujó con una navaja una 'M' en la cara, para marcarlo con la inicial de su sobrenombre.



Fue secuestrado y vendido y hoy es de los hombres más ricos del mundo

Los detenidos se dedicaban a organizar fiestas ilegales de lujo por toda la Costa del Sol. El camarero logró escapar de uno de esos eventos "lleno de heridas y hematomas" y llegó hasta Sevilla, lugar en el que denunció los hechos.



Los arrestados por los agentes de la Guardia Civil están acusados de secuestro, lesiones graves, tráfico de drogas, robo con violencia e intimidación, falsedad documental y usurpación de identidad.

Vendían 'globos de la risa'

Los tres detenidos eran conocidos por vender en la zona los conocidos como 'globos de la risa', que son globos llenos de óxido nitroso (gas de la risa). También vendían cocaína rosa y MDA.



La víctima, que llegó a la comisaría con varios cortes profundos por todo el cuerpo, contó a la Guardia Civil que le tenían retenido en Marbella y que le exigían un pago de 10.000 euros para liberarle.

Le secuestraron porque uno de los organizadores de estas fiestas ilegales le acusó de haberse llevado dinero. Por ello, fue retenido y golpeado hasta llegar a perder la conciencia.



El hombre consiguió que su padre le ingresara en su cuenta los 10.000 euros que le exigían los secuestradores, que fueron cajero por cajero sacando el dinero. En una distracción, la víctima consiguió escaparse de las bridas con las cuales estaba esposado, se subió a su coche y abandonó el lugar estrellando el vehículo contra la puerta del garaje.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario