¡Se vende al independentismo! ¿Contactos entre Sánchez y Puigdemont?

  • Cataluña
  • 24-09-2018 | 10:09
  • Escribe: Daniel Guerra

El presidente del Gobierno habría mantenido conversaciones con el líder fugado del desafío independentista.


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está dispuesto a “tender puentes” con la Generalitat que dirige Quim Torra a solo unos días de que se cumpla un año del intento de golpe de estado en Cataluña. Así lo aseguró este domingo en una rueda de prensa en Canadá junto al primer ministro Justin Trudeau

La aprobación de los Presupuestos Generales del Estado es uno de los exámenes a los que va a tener que someterse muy pronto el PSOE y Pedro Sánchez parece dispuesto a todo por conseguir el sí de los golpistas. Desde Canadá, el presidente evitó hablar de la liberación de los políticos catalanes encarcelados, pero dejó claro que está dispuesto a entablar conversaciones para resolver el conflicto catalán.


“El Gobierno tiene una hoja de ruta clara que si tiene un objetivo es resolver desde la política un conflicto político, y que lo vamos a hacer desde la ley y el diálogo”, expresó Sánchez, que considera que “el carril de la Justicia tiene su recorrido y la responsabilidad del Gobierno es responder desde la política a una crisis política”.

Teresa Cunillera aseguraba este mismo domingo, a su vez, que no le parecería mal que se liberara a los políticos que promovieron el 1-O, una de las fechas más bochornosas de la democracia española. Y Sánchez, lejos de afear su comentario, decidió apoyarlo en cierta forma: “En relación con los indultos, yo creo que la reflexión que trasladó la delegada del Gobierno y que yo desde luego comparto es que en la política española y sobre todo cuando estamos hablando de la política catalana, falta empatía”.


Sánchez reclama acabar con la confrontación

“Ha habido durante demasiados años un lenguaje demasiado grueso, de confrontación, de división, un lenguaje en el que hay que reivindicar la legalidad y el diálogo, pero donde se ha echado en falta esa empatía”, ha insistido Sánchez. “La reflexión que yo siempre he hecho es que en Cataluña la prioridad, al menos para este gobierno, es la convivencia; establecer un marco de convivencia en Cataluña”, ha finalizado. 

Polémica por su guiño al independentismo

Las palabras de Sánchez han generado una agria polémica y han provocado que salgan a la luz una serie de presuntos contactos entre el presidente y el líder fugado del independentismo, Carles Puigdemont. Según publica OK Diario, el dirigente socialista se habría puesto en contacto con el impulsor del 1-O para intentar acercar posturas, en lo que supondría una traición a España.



Facebook Twitter
Deja tu Comentario