Se rebelan contra Instagram para pedir cambios inmediatos y acusan de 'plagio' a la red social

  • Medios
  • 30-07-2022 | 07:07
  • Escribe: Enrique Sanz
META vive horas convulsas intentando gestionar esta crisis


Las redes sociales viven momentos convulsos. Uno de sus buques insignia, Instagram, está atravesando uno de sus peores momentos desde su creación y lanzamiento al público hace más de diez años. La polémica se ha producido debido a las decisiones que están tomando los máximos responsables de la plataforma y que en ningún momento están gustando al público.

El predominio que TikTok ha extendido sobre la red de redes desde 2020 ha superado con creces la popularidad de otras redes sociales, que hasta entonces eran las dueñas y señoras del entorno digital de muchas personas alrededor del planeta. Sin embargo, la irrupción de esta aplicación china ha provocado que las reglas y piezas del tablero hayan cambiado como nunca antes.



Con nuevas dinámicas y en un entorno realmente competitivo, las aplicaciones deben adaptarse o morir, como ya le sucedió a Snapchat, una red social prácticamente abandonada y con nichos reducidos de usuarios pero cuyas funcionalidades fueron robadas gracias a la compra de esta aplicación por parte de Mark Zuckerberg.

Es precisamente esta adaptación de Instagram al modelo de negocio de TikTok que ha despertado la ira y preocupación de muchos usuarios de la aplicación, descontentos desde hace tiempo con el rumbo que ha tomado la aplicación desde la llegada de la aplicación china al mercado de las redes sociales. La conmoción es tal que han lanzado una campaña a nivel mundial para prevenir que Instagram siga transformándose en un híbrido entre su 'antiguo yo' y TikTok.



Una de las fotógrafas más conocidas y activas en Instagram ya ha lanzado la iniciativa para impedir que Instagram continúe su proceso de transformación, y lo ha realizado a través de una premisa realmente llamativa: "Que Instagram vuelva a ser Instagram. Deja de intentar ser TikTok,  solo quiero ver fotos monas de mis amigos. Cordialmente, todo el mundo".

Su publicación, lejos de lo que pudiera parecer, ha despertado ciertos rumores entre los usuarios de la red social, que cada vez empiezan a acercarse más al punto de vista de la fotógrafa responsable de poner esta iniciativa en marcha, llamada Tati Bruening y conocida en redes sociales como Illumitati. Bruening se sintió "frustrada" cuando un día, entrando a Instagram, se dio cuenta de que todas las publicaciones eran de personas completamente desconocidas o anuncios, y casi todas en formato vídeo. Estas premisas de contenido que actualmente ofrece la aplicación se alejan bastante del contenido original de Instagram, que potenciaba las fotografías de sus usuarios en una plataforma sin anuncios y sin aceptar el contenido de vídeo.



La iniciativa de Bruening ya cuenta con más un millón y medio de 'me gusta', pero lo más importante para esta campaña es el apoyo, aun indirecto, de grandes celebridades de redes sociales actuales, que también han querido adherirse a esta campaña aunque de forma anónima. Una de ellas ha sido Kylie Jenner, una de las 'influencer' más conocidas de las redes sociales y que domina con puño de hierro las tendencias de Internet.

El revuelo provocado por Bruening, que incluso ha creado una petición pública en Change.org, ha llamado la atención del CEO de Instagram, consciente de que la plataforma necesita tener en cuenta esta situación antes de que su popularidad se vea severamente afectada. La propia Bruening comenta que jamás quiso provocar a Instagram, sino poder hablar con claridad sobre el rumbo de la red social con sus máximos responsables.



Sin embargo, Adam Mosseri, el CEO de la red social, ha sido rápido para afianzar el nuevo rumbo de la compañía pese a los intentos de cambio de Tati Bruening: "Vamos a seguir potenciando las imágenes, es parte de nuestra herencia, pero voy a ser sincero: creo que Instagram va a albergar más y más vídeos con el tiempo, aunque no cambiáramos nada y conserváramos el orden cronológico". Las declaraciones de los responsables de Instagram no han satisfecho las pretensiones de Bruening, que sin embargo no se detendrá hasta lograr que se haga justicia e "Instagram vuelva a ser Instagram".

Facebook Twitter

Deja tu Comentario