Se puso de moda en los burdeles locales y ahora triunfa en España. ¿En qué consiste el carrete filipino?

  • Enciclopedia
  • 18-06-2020 | 10:06
  • Escribe: Redacción

Es una práctica sexual basada en atar un hilo al pene para un mayor disfrute de las relaciones


La cultura que más enseña sobre prácticas sexuales es la oriental, ya que son técnicas muy diferentes a las de nuestro país.

Una de las prácticas de esta cultura es el denominado carrete filipino, que se hizo famosa en los burdeles de Filipinas. A España llegó gracias a la leyenda urbana que dice que los filipinos son muy buenos en la cama.


Arola Poch, psicóloga especializada en sexualidad y fetichismo, ha explicado la técnica. “Consiste en atar un cordel o hilo a la base del pene y apretar con firmeza para constreñirlo, alargando así el tiempo de erección e intensificando la sensación de eyaculación”.

Leyendo esto puede que los hombres queden asustados, pero tranquilidad, la idea es disfrutar mucho más del coito.


Poch ha afirmado: “El cordel o hilo ha de atarse de forma suave cuando el pene esté erecto para jugar con la intensidad del nudo y como durante el coito se aprieta más, el nudo se desata y se libera la eyaculación”.

Debe practicarse mucho para conseguir que salga bien y sea placentera. El principal consejo es que el hilo no se muy fino para que no se rasgue el pene.



Sexo oral

La práctica del carrete filipino se utiliza fundamentalmente en el coito, pero también es apta para el sexo oral o la masturbación.

Poch ha informado que el proceso sería igual que para el coito: “Atar la cinta cuando hemos conseguido una erección, seguir estimulando para mantener la excitación y desatar la cinta en el momento de la expulsión del semen”.

 El punto fundamental es controlar los tiempos. Según Poch "Al oprimir el pene en el momento adecuado podemos cortar la eyaculación".

Así se mantiene la excitación sin liberar el semen y alargar el tiempo de eyaculación: "Cuando lo liberemos, la eyaculación puede sentirse más potente al haberla contenido"

Facebook Twitter
Deja tu Comentario