Se pone de moda en Estados Unidos y en España es ilegal: la práctica más salvaje y adictiva de los jóvenes

  • Sucesos
  • 12-06-2022 | 07:06
  • Escribe: Enrique Sanz
Las autoridades policiales de nuestro país buscan poner freno a esta moda antes de que se inicie en territorio nacional


Consternación y alarma general en varios países del planeta: desde Estados Unidos se está extendiendo una peligrosa moda que afecta tanto a adultos como a los más pequeños, y las autoridades policiales de los posibles países afectados ya están tomando medidas para evitar la propagación de estas irresponsables y tan dañinas conductas.

La nueva moda generada en el país norteamericano son los combates de artes marciales mixtas entre menores de edad. Además, por si no fuera suficiente, estas discutibles prácticas están avaladas por la legalidad vigente en algunos estados de aquel país, como California. Sin embargo, estas prácticas no son desconocidas para las autoridades policiales internacionales, puesto que en 2013 ya hubo varios intentos de trasladar esta peligrosa moda a otros países, pero sin mucho éxito. Esta descuidada práctica acabó con una suspensión de los combates que no duró mucho.



Ahora, estos eventos, celebrados a bombo y platillo como si de un combate normal se tratara, están de vuelta y amenazan la integridad de nuestros pequeños, que se ven obligados a pelear hasta el extremo para emular a sus ídolos o los ídolos de quienes están a su cargo, que los introducen en ese tóxico ambiente. 

La caída en estas prácticas es un flagrante delito en nuestro país: estos combates están severamente castigados por la ley siempre y cuando se celebren de forma clandestina y los luchadores sean menores de edad. Esta dura regulación no está impuesta en otros países como Estados Unidos, donde diferentes asociaciones de lucha libre y artes marciales mixtas han logrado durante muchos años mantenerse al margen de la ley en estos peligrosos combates, logrando incluso su rehabilitación legal después de su ilegalización en 2013.



La principal motivación de estas peleas entre menores es la superación del 'bullying' y del acoso escolar, puesto que los promotores de los combates entienden que estas prácticas se pueden erradicar a través de la violencia. Sin embargo, los verdaderos efectos de estas prácticas inhumanas son lesiones, especialmente cerebrales, en individuos cuya solidez ósea no está del todo conformada; lo que podría sin duda alguna causar más problemas en su desarrollo y crecimiento futuro como individuos.

Además, se podrían estar forjando futuros adultos que basen sus comportamientos primarios en la agresividad y la violencia, una mezcla que, combinada con la facilidad para obtener armas en Estados Unidos, podría resultar fatal para cientos de miles de inocentes como ya está sucediendo constantemente en escuelas y lugares de culto.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario