Se le acabó el chollo: Puigdemont, a un paso de perder su inmunidad y ser juzgado

  • Cataluña
  • 21-02-2021 | 09:02
  • Escribe: Celeste De Sebastián

No se espera que la justicia belga contradiga la decisión de la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo.




La pandemia del coronavirus, y la consecuente paralización del Parlamento Europeo casi al completo, ha ofrecido a Carles Puigdemont y a sus compañeros fugados, Toni Comín y Clara Ponsatí, prácticamente un año de 'prórroga' para enfrentarse a la justicia europea.

Sin embargo, el momento ha llegado; este próximo lunes, 22 de febrero, la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo, presidida por Ciudadanos, debatirá el informe sobre los suplicatorios de los tres independentistas. Un documento al que ha tenido acceso ABC, que propone el levamiento de la inmunidad diplomática para Puigdemont y los suyos.



Así pues, la cámara europea respondería favorablemente a la petición del magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, coincidiendo en que la reclamación judicial contra los tres fugados corresponde a hechos sucedidos antes de la obtención de su cargo como eurodiputados; en concreto, por sus actuaciones durante el golpe separatista de 2017, y no por su actividad en la cámara europea.

"El independentismo quiere muertos y sangre en las calles para poder decir que no hay libertad"



De la misma manera, entiende el documento presentado ante la Comisión que el Parlamento Europeo no debe cuestionar los procedimientos judiciales de los Estados miembros.

El martes, 23 de febrero, el informe será sometido a una votación a puerta cerrada de los miembros del órgano juridico, conociéndose la decisión final a principios del mes de marzo, momento en el que los más de 700 diputados europeos tomarán la decisión de revocar, o no, la inmunidad del ex president y sus secuaces.



La justicia belga no se opondrá a los deseos de la Comisión europea

El pasado mes de enero, los independentistas fugados comparecían ante la Comisión para defender que ellos son víctimas de una persecución política; una estrategia de defensa utilizada por Lluís Puig, y que fue útil para que la justicia belga actuaraa favor del independentista, defendiendo una supuesta "falta de competencia del Supremo" y "riesgo de violación de la presunción de inocencia".

Un "juego político" al que difícilmente podrán acogerse los fugados tras la decisión de la Comisión europea.



¿Cobran un plus por apagar contenedores? Los bomberos agitan las protestas mientras Barcelona arde una noche más

"Me sorprende que un juez belga sepa más de derecho procesal que la justicia española" asegura el Catedrático de Derecho, Carlos Flores, a LibertadDigital "No entendería que un juez belga pueda decir al Supremo que se está equivocando porque no es su competencia, y luego al Constitucional, que no entiende la Constitución".

Así pues, tras la votación del suplicatorio en la Comisión, será la justicia belga la que tome la decisión de facilitar la extradición de Puigdemont, sin que se espere que contradiga los deseos de la Cámara europea.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario