Se hacen pasar por guardias civiles para robar en las casas

  • Sucesos
  • 17-02-2020 | 20:02
  • Escribe: Redacción

Se les imputan, además del robo, delitos de ursurpación de funciones públicas.


La Guardia Civil ha detenido a cuatro personas en el barrio de las Tres Mil Viviendas de Sevilla. 

Todos los detenidos están acusados de cuatro delitos por robo con violencia e intimidación en interior de domicilios en las localidades sevillanas de Bormujos, Brenes, Isla Mayor y Aznalcázar. 


La Benemérita ha realizado una ardúa investigación de los delitos, recorriendo los itinerarios de huida, localizando testigos y realizando múltiples entrevistas, hasta que han identificado a los autores de los robos en las citadas localidades andaluzas.

Además, el cuerpo ha conseguido desarticular el grupo criminal al que pertenecían estos atracadores, que fingían ser agentes de la Guardia Civil para entrar en los domicilios y proceder con los robos de alto valor económico. 


Un modus operandi muy sofisticado

Los detenidos tenían un patrón de conducta muy definido, muy similar al de los agentes, conocido como un "polis full".

Los asaltantes se disfrazaban de agentes de la Benemérita, y acudían al domicilio objetivo. Ante el uniforme, los inquilinos de la vivienda les debajan pasar; después, los falsos agentes empleaban la violencia física, llegando incluso a maniatar con bridas a las víctimas, y robando dinero, joyas, dispositivos electrónicos y todo tipo de elementos de valor.



Las incursiones las realizaban los cuatro: mientras uno empleaba armas de fuego para amenazar a los inquilinos del sitio, otros dos realizaban el registro de la vivienda; el cuarto de ellos, permanecía en los alrededores de la vivienda, haciendo funciones de seguridad para sus compinches.

Ante la gravedad de los hechos, los detenidos han sido imputados también por un delito de ursurpación de funciones públicas, tal y como ha informado la Guardia Civil en una nota informativa. (Un desalmado obliga a un menor discapacitado a hacerle una felación)

Tras poner a los delincuentes a disposición judicial, tres de ellos han ingresado en prisión provisional, quedando en libertad el cuarto miembro, encargado de la vigilancia en los asaltos. 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario