Se hace pasar por su padre muerto para no pagar una multa de tráfico: el plan no le salió como esperaba

Se hace pasar por su padre muerto para no pagar una multa de tráfico: el plan no le salió como esperaba

21/10/2022

| Roberto Toninelli

Facebook
Twitter

Los Mossos d'Esquadra han denunciado penalmente al autor del presunto delito por falsificación de documento público

Un hombre de 50 años ha sido denunciado en Vidreres (Girona) como presunto autor de un delito de falsificación de documento público, después de que identificase como infractor de una multa a su padre difunto.

Según ha informado el cuerpo de Mossos d'Esquadra este pasado martes, los hechos se remontan al pasado 31 de agosto, cuando un radar situado en la carretera N-II a su paso por Vidreres detectó un exceso de velocidad que no se notificó en aquel momento. De hecho, ese día no pudo ser sancionado y no se le pudo enviar la multa.

El asesinato que sobrecoge París: acaban con la vida de una niña de 12 años para vender sus órganos

Fallecido desde 2020

Durante el trámite de identificación llevado a cabo por el Servicio Catalán de Tráfico (SCT), el infractor dio los datos de una persona que constaba como difunta en el registro civil desde septiembre de 2020.

La investigación, que se abrió a partir de esa información, permitió constatar que el conductor infractor era el hijo del fallecido, por lo que se le denunció penalmente por un delito de falsificación de documento público y, tras declarar el pasado 14 de octubre, se le citará para comparecer ante el juzgado instructor de la causa.

Falsificación documental: uno de los delitos más repetidos

Los Mossos d'Esquadra de Girona confirman que este año se han encontrado con otros casos similares en que dos hijos facilitaron los datos de sus padres difuntos en el trámite de identificación de un expediente sancionador. 

La primera de estas situaciones se produjo en enero, cuando el SCT puso en conocimiento de la policía que la persona identificada como conductor responsable de siete infracciones había muerto el abril de 2015.

La investigación concluyó que, en este caso, el hijo, un hombre de 39 años, había utilizado la identidad de su padre, algo que se repitió con otro individuo, este de 53 años, que hizo también responsable a su progenitor, fallecido en 2016, de un exceso de velocidad cometido el 25 de enero.

Sin duda, una práctica muy utilizada por los delincuentes para no hacer frente economicamente a los costes de las multas de tráfico, muchas de ellas con un precio muy elevado. Esto hace que comuniquen unos datos personales falsos para que nunca le llegue a su domicilio dicha sanción.

Se debate entre la vida y la muerte: un hombre intenta asesinarla por rechazarlo

Por tanto, obliga a los Mossos a estar muy precavidos con este tipo de situaciones y estar al acecho para que los autores de este tipo de delito no se salgan con la suya. Más si cabe, cuando Girona es uno de los puntos neurálgicos de mayor falsificación de documento público de nuestro país.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario