¿Se está comiendo Casado a Inés Arrimadas?

  • Política
  • 17-11-2020 | 08:11
  • Escribe: Daniel Guerra

La estrategia del Partido Popular podría pasar por "incorporar" a los cabecillas de la formación naranja al partido de Pablo Casado.


El rechazo de Pablo Casado a la moción de censura propuesta por Vox a Pedro Sánchez marcaba un antes y un después en la línea política del Partido Popular.

Y es que la estrategia del líder de los populares, tras el enfrentamiento en el Congreso contra los de Santiago Abascal, quedaba retratada de cara a la opinión pública: los azules quieren convertirse en la opción mayoritaria para aquellos que buscan un partido, no sólo de derecha moderada, sino también de centro político.


Una posición cada vez más abandonada por los de Pedro Sánchez, que han apostado por unirse a Unidas Podemos y a los partidos nacionalistas para sacar adelante sus proyectos políticos, tales como el estado de alarma o los Presupuestos Generales del Estado para 2021.

Nueva batalla campal: PP y PSOE cambian el coronavirus por los Presupuestos


Así pues, sólo el debilitado Ciudadanos podría ser la competencia de Pablo Casado en este centro político; algo con lo que cuentan los populares, que trabajan para 'fagocitar', poco a poco, al partido de Inés Arrimadas.

La fusión PP-Ciudadanos, cada vez más cerca

El plan de Génova podría ser exageradamente sencillo de cumplir: hacer que el partido naranja "pierda fuelle" paulativamente, hasta que sea lo suficientemente débil como para "no dar guerra".



Algo que podrían conseguir atrayendo al Partido Popular a algunos de los 'hombres fuertes' de Ciudadanos, como es el caso de José María Villegas, ex número dos de Ciudadanos que, después de haber estado durante horas reunido con Teodoro García Egea, ha sido elegido para presidir la Fundación Propósito de los azules.

Pablo Casado, más cerca que nunca del PSOE

Pero no es el único 'ex' de Arrimadas que se ha acercado a los populares en estas últimas semanas. Y es que, hace días, y coincidiendo con las críticas a la nueva líder de Ciudadanos, saltaba la noticia de que el PP había fichado al bufete de abogados de Albert Rivera para, juntos, recurrir la ley catalana de alquileres.

Estos movimientos hacia la línea dura de Ciudadanos, unidos a los que ha hecho Casado a favor de los históricos del PSOE, podrían situar al líder de los populares, no sólo como la alternativa más fuerte contra Pedro Sánchez, sino en el líder del centro político de España.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario