Se desvela el gran misterio: la última y sorprendente conversación de Rocio Carrasco con Rocío Jurado

Se desvela el gran misterio: la última y sorprendente conversación de Rocio Carrasco con Rocío Jurado

13/08/2022

| Laura Abad

Facebook
Twitter

'En el nombre de Rocío' se siguen aireando trapos sucios y desvelando "secretos". Rociíto quiere blanquear su imagen. Nunca le hizo caso a su madre y ahora pretende ser la hija perfecta

En la 'docufake' 'En el nombre de Rocío', la hija de la más grande, explica en este capítulo cómo se despidió de Rocío Jurado antes de que ella se fuese. "Todos los que estaban allí era por su mejor voluntad. Había mucha gente, demasiada. Que yo considerase que no era lo correcto, puedo pensarlo, pero es el sentimiento de cada uno y no me voy a meter en eso.

La casa de la Moraleja acogió a toda la familia de la artista: Amador y Rosa Benito con sus cuatro hijos, Gloria Mohedano y José Antonio con sus hijas, Juan de la Rosa, fans, una enfermera... "Había muchísima gente, demasiada", recuerda Rocío, aunque a la vez asegura que todas esas personas "estaban allí estaban con su mejor intención. Estaban llenos de dolor...".

Rocío Carrasco era consciente de que a su madre le gustaba tener a todos juntos, pero eso no quitó que tuvieran la oportunidad de disfrutar de momentos madre e hija inolvidables. "Entre nosotras no hacía falta una despedida como tal pero sí pude hablar con ella".

"Hubo un momento en la madrugada que se fue, la habitación estaba llena de gente. Pedí que se saliera todo el mundo, me tiré con ella en la cama, no estaba consciente y le dije: 'Mamá, todo está bien, no te preocupes. Los niños están bien, yo estoy bien, me quedo tranquila con Fidel, vete tranquila'. Me quedé un rato con ella, le di un beso y ya sabía que no había vuelta atrás y a las dos horas se fue, el corazón empezó a bajar el ritmo y se fue", ha contado.

En este episodio, Rocío Carrasco también repasa la petición que le hizo Gloria Mohedano tras el fallecimiento de su madre. "Entré en la casa y se me vino el mundo abajo porque de repente veía su casa sin ella. Me senté en un sofá y en ese momento entró Gloria, vino a donde estaba, me dio un beso, un abrazo, y me dijo: 'Lo que a mí me gustaría para mi casa de Sevilla es ese mueble, me vendría muy bien'. Me levanté y le dije: 'Tita, ya hablamos'".

Tanto en la primera docusrie, como en segunda, hay algo que chirria. El objetivo de Rociíto con estas docuseries era la pasta. Contó con la colaboración necesaria de 'Mediaset' para dramtizarlas, pero no han tenido en cuenta que conforme iba pasando el tiempo "sus verdades" se han ido desmontando.

Según explicó en 'Rocío contar la verdad para seguir viva', había estado 20 años callada porque la depresión no le permitia hablar de este tema ni, por supuesto, volver a relacionarse con sus hijos. Rocío Jurado hacía 15 años que había fallecido cuando grabó el culebrón y durante estos años tuvo tiempo de vivir a tope. Portadas, programas de televisión y juergas varias.

Cuando contó que había intentado suicidarse ya fue el colmo. ¿Su querido Fidel no se dio cuenta del estado anímico de su mujer? Esto no se lo cree nadie. Lo curioso es que cuando se ha intentado cuestionar ese episodio, rápidamente se ha corrido un tupído velo. A 'Mediaset' y a Rociíto no les interesa que se profundice en estos temas. Posiblemente cuando pase "el virus docuserie" saldrán a la luz todos estas cosas que no cuadran.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario