Sánchez se huele más jaleo y mantiene en Cataluña, sin permisos ni vacaciones, a los 1.800 agentes desplazados

  • Cataluña
  • 15-10-2019 | 17:10
  • Escribe: Gonzalo Palacios
Se suprimen los permisos previso para los guardias civiles y policías desplazados, pero habrá una gradtificación para compensarles.


La situación en Cataluña no está estabilizada. Así lo da a entender la decisión del Ministerio del Interior de retener a los antidisturbios enviados a Cataluña para reforzar a las fuerzas de seguridad ya existentes durante los días posteriores a la publicación de la sentencia del Tribunal Supremo sobre los condenados del Procés.

El Ministerio del Interior ha decidido mantener a los 1.800 efectivos desplazados a Cataluña como refuerzo, suspendiendo sus permisos y vacaciones hasya el 31 de octubre, según indica una información de El Periódico de Catalunya. ("El tsunami democrático' nos ha dejado esta noche su tarjeta de visita": Amanecen pintadas las sedes de PP y Cs)



Ha sido el director general de la Guardia Civil Félix Azón quien ha firmado la orden, según informa la misma fuente, para "aumentar la capacidad operativa y de respuesta de las unidades de reserva" con el fin de "garantizar la seguridad ciudadana y el libre ejercicio de los derechos y libertades".  

El  ministro Fernando Grande-Marlaska puso en marcha en Cataluña un dispositivo de 1.800 agentes entre guardias civiles y policías hasta el 24 de octubre, aunque advirtiendo que el plazo podría ser revisable si las circunstancias lo requerían, como parece ser el caso tras los incidentes de ayer y hoy en Cataluña.



Los agentes solo podrán acogerse a permisos "absolutamente indispensables y debidamente justificados o que hubieran sido concedidos con anterioridad", pero a cambio "se establecerán compensaciones económicas para gratificar las vicisitudes de este servicio". (Tsunami Democràtic amenaza con años de desestabilización)

Se abre investigación al Tsunami Democràtic

La decisión llega después de saber que el Ministerio del Interior ha abierto una investigación a ese ente anónimo denominado Tsunami Democràtic tras el que se esconden relevantes personalidades de la política independentista catalana.



Ayer los fuerzas de seguridad tuvieron que hacer frente a 10.000 personas convocadas por el Tsunami Democràtic, lo que obiga a los responsables de la seguridad a extremar las medidas ante eventuales altercados que en los próximos días pueda organizar esta organización. (La despreciable amenaza del Tsunami Democràtic ante la sentencia: ¡¡"Nuestra respuesta no será sólo de un día"!!)

 



Facebook Twitter

Deja tu Comentario