Sánchez se 'condena' con su guiño separatista: "No hubo rebelión"

  • Cataluña
  • 24-10-2018 | 12:10
  • Escribe: Lucas García

Pedro Sánchez se ha entregado al independentismo y ha afirmado que les acusará solo por "sedición"; JxCAT lo ve insuficiente, pese a todo, para conseguir la libertad provisional.




Pedro Sánchez se ha entregado al independentismo. Es la realidad que se puede sacar en claro, tras ver cómo lucha por aprobar los Presupuestos Generales y mantenerse en el cargo del Gobierno.

Tras ver cómo se debatía por acusarles de malversación o acusarles por rebelión, Pedro Sánchez optará por acusar a los golpistas solo por “sedición”, algo mucho menos grave y que contenta a los Junqueras, Puigdemont, etc.



30 años de cárcel, en los casos más graves

La decisión del Ministerio de Justicia no está cerrada, pero fuentes próximas a ERC explican que eso tendría un valor simbólico. El delito de rebelión les condenaba a 30 años de cárcel, en los casos más graves.

En cambio, si solo se les acusa por sedición, tal y como estudia el Gobierno de Pedro Sánchez, el castigo será mucho menos severo.



El Código Penal contempla en 10-15 años los que “sin estar comprendidos en el delito de rebelión, se alcen pública y tumultuariamente para impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las leyes”, como confirma la propia ley.

El independentismo no se lo perdona

Los dos partidos independentistas han seguido insistiendo al Gobierno de Sánchez que tenga un gesto con los golpistas encarcelados y señalan que la Abogacía del Estado es muy importante.



Desde ERC y PDeCAT creen que apoyar la sedición y descartar la rebelión es un acto simbólico. Sin embargo, el gesto de Sánchez para JxCAT, según explica El Confidencial, lo ven como un gesto que será apreciado por los republicanos, proclives a pactar por los PGE, pero que es muy insuficiente para llegar a la libertad provisional que espera la formación de Carles Puigdemont antes del juicio.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario