Sánchez levanta el castigo al Rey: ¡Ya puede viajar a Barcelona!

  • Política
  • 06-10-2020 | 06:10
  • Escribe: Pedro Riscal

El Rey Felipe VI asistirá este viernes a dos actos en Barcelona acompañado de Pedro Sánchez


Pedro Sánchez le ha levantado el castigo a Felipe VI. Después de prohibirle el mes pasado su visita a Barcelona para presidir la entrega de despachos a los nuevos jueces, lo que generó un revuelo mayúsculo en el mundo judicial, ahora sí le da permiso para desplazarse a la capital catalana, lo que confirma la versión de que el Gobierno temía por la seguridad del Rey ante posibles incidentes callejeros que hubieran podido producirse como respuesta a la sentencia de inhabilitación de Torra.

Los indepes quieren la cabeza del Rey: ¡y sacan las guillotinas a la calle!


Una vez superado el momento de tensión, Felipe VI ya puede moverse con libertad por todo el territorio español. También por Barcelona, aunque bajo la vigilancia y supervisión de Pedro Sánchez.

El Rey podrá hacer vida normal en Barcelona

El Rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, viajarán este viernes a Barcelona para participar en el acto de entrega de premios de la nueva edición de BNEW, Barcelona New Economic Week, tras la polémica ausencia del monarca de la entrega de despachos a jueces en la capital catalana.


El PP desenmascara al Gobierno: "Los insultos para el Rey, los indultos para los independentistas"

Según ha informado Moncloa, será el propio Felipe VI el que presida el acto, un evento centrado en sectores como la industria digital, el comercio digital y la logística, entre otros, y que comparten un común denominador: la Nueva Economía.



Además de en la entrega de premios, Felipe VI y Sánchez visitarán juntos también la start-up 3D Factory Incubator, al cumplirse su primer año de vida en la Zona Franca de Barcelona. 3D Factory Incubator es la primera incubadora europea de alta tecnología en impresión en tres dimensiones. Su principal objetivo es albergar las 100 mejores ideas en Europa de negocio digital para los próximos cinco años.

Es decir, el Rey hará vida normal en Barcelona de acuerdo a sus obligaciones como jefe del estado español.

El viaje del monarca a Barcelona se producirá dos semanas después de la polémica generada por el veto del Ejecutivo a su presencia en el acto de entrega de despachos a los nuevos jueces. Precisamente, esta decisión del Ejecutivo fue criticada por el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, que expresó su "enorme pesar".

Campaña furiosa contra la monarquía

De esta manera, el gobierno de Pedro Sánchez intenta volver a la normalidad y poner fin a la escalada de declaraciones que se produjeron después de que el 25 de septiembre el Rey recibiera la prohibición de visitar Barcelona. El sector comunista del gobierno, liderado por Pablo Iglesias y Alberto Garzón, aprovechó para proseguir con su campaña de acoso y derribo de la institución monárquica, lo que generó la indignación de los partidos de la derecha en el Congreso.

Así respira Podemos: "Mejor que el Rey no vuelva nunca más a Cataluña"

Ambos líderes echaron en cara al monarca una supuesta falta de neutralidad institucional en el posicionamiento de la monarquía ante los hechos del 1-O en Cataluña hace tres años. Además, Gabriel Rufián, socio y aliado del gobierno de Pedro Sánchez, llegó a decir en el Congreso que "Felipe VI es el diputado número 53 de Vox" y que es rey de España con un sólo voto, "el que le dio Francisco Franco cuando él sólo tenía diez años". 

El ministro de justicia admite el pánico del gobierno a sus socios independentistas

Por su parte, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha admitido el pánico del gobierno a sus propios socios independentistas y ha asegurado que el Rey Felipe VI viajará el próximo viernes a Barcelona para presidir la entrega de premios de la Barcelona New Economic Week porque "ya no es 1 de octubre" y, además, la sentencia de inhabilitación del expresidente de la Generalitat Quim Torra ya está dictada.

Campo se ha expresado así en una entrevista en Onda Cero, después de que Moncloa haya confirmado la asistencia del monarca y del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al acto en la capital catalana. En concreto, se producirá dos semanas después del polémico veto del Ejecutivo a la presencia del Rey en la entrega de despachos de jueces.

Para el titular de Justicia, esta visita se "instala en la normalidad". "Es la comunidad autónoma que más ha visitado con Andalucía", ha recordado, para después señalar que, en esta ocasión, existen "elementos diferenciales" que permiten que el Rey acuda sin ningún problema.

"No es ya 1 de octubre, la sentencia se ha dictado* es una obligación de los gobernantes el crispar menos", ha apuntado Campo, que ha insistido en que la ausencia del Rey de la entrega de jueces no se produjo por un "problema de seguridad", sino para velar por la convivencia.

"Como gobernantes tenemos la obligación intentar crispar menos a la sociedad. Como Gobierno tenemos una obligación de fomentar una mejor convivencia. Y estoy convencido de que el Rey es el primero que lo quiere", ha apostillado.

 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario