Sánchez irá a Barcelona protegido por mil guardaespaldas

  • Cataluña
  • 14-12-2018 | 10:12
  • Escribe: Guillermo Vives

Pedro Sánchez no se fía de la seguridad que puedan proporcionarle los Mossos y se lleva a mil efectivos de la Policía Nacional y la Guardia Civil.


Al final serán mil los efectivos de la Policía Nacional y Guardia Civil que el Gobierno de España desplazará a Barcelona para garantizar la seguridad el 21 de diciembre, fecha en la que está prevista la celebración del Consejo de Ministros en la ciudad condal. 

Ante las amenazas de los grupos radicales secesionistas alentadas por el Govern de Torra, Sánchez ha optado por extremar las medidas de seguridad para que la jornada del 21 de diciembre transcurra con normalidad en Barcelona.

Pedro Sánchez no se fía de los Mossos

El ejecutivo nacional desconfía de la labor que puedan desarrollar los Mossos d´Esquadra obedeciendo las órdenes del consejero Miquel Buch ante las amenazas públicas de quienes están organizando movilizaciones ciudadanas por entender que la reunión del Consejo de Ministros en Barcelona es una provocación para todos los catalanes. (Las asquerosas y violentas amenazas de los CDR por el 21-D)

Los recientes antecedentes de la actuación de los Mossos en el puente de la Constitución manteniendo una actitud "comprensiva" con quienes cortaron la autopista AP-7 durante 15 horas ha sido considerada por Sánchez como "injustificable" e "inadmisible". Y, por supuesto, no quiere estar en sus manos mientras dure su estancia en Barcelona. (Los jueces avisan a los Mossos: "Es delito no actuar contra los CDR")

Fernando Grande-Marlaska, que se ha ocupado del operativo, ya ha puesto en marcha un dispositivo que pasa por el traslado de grupos de las Unidades de Intervención Policial del Cuerpo de la Policía Nacional con bases en Galicia, Valencia, Navarra y Sevilla. Y en las próximas horas llegarán nuevos efectivos de otros puntos de España. De hecho, los ciudadanos barceloneses ya han podido comprobar cómo se ha empezado a producir la llegada de estas unidades a la ciudad. (Los CDR no tienen cojones de enfrentarse al Ejército)

Mientras tanto, la consejera de la presidencia de Torra, Elsa Artadi, denuncia el error en la elección del escenario, la Casa Llotja de Mar, para celebrar el Consejo de Miniestros en Barcelona por estar en el centro de la ciudad y ser un nudo de vías principales. Es decir, cualquier concentración masiva en la zona podría dejar colapsada a toda la ciudad. Incluso se ha sabido que algún responsable de los Mossos ha advertido de la dificultad del lugar para garantizar la seguridad. (¡Los Mossos amenazan con permitir a los CDR que asalten el Parlament el 21-D!)

La cuestión es que Sánchez y sus ministros no estarán solos en Barcelona y en este momento Marlaska estudia la posibilidad del uso de pelotas de goma en caso de necesidad para garantizar el orden público, una medida que los Mossos tienen prohibida desde 2013.

 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario