Sánchez degrada a la sustituta de Pablo Iglesias en su gobierno

  • Política
  • 17-03-2021 | 08:03
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Sánchez no ha tenido más remedio que ascender a Nadia Calviño a vicepresidenta segunda incumpliendo el acuerdo de alianza que firmó con Podemos


Unidas Podemos pierde pistonada en el Gobierno de Pedro Sánchez tras la salida de Pablo Iglesias. Su sustituta ha sido degradada por Sánchez. No será vicepresidenta segunda, como Iglesias, sino tercera.

Promoción de Nadia Calviño

¿Es una prueba más del progresismo feminista de Sánchez? Se va el macho alfa de Podemos y el presidente aprovecha para degradar a su sustituta, a quien recibirá como vicepresidente tercera y no como segunda, como su antecesor. Sánchez ha utilizado el movimiento estratégico de Iglesias para apuntalar el control del PSOE sobre la cuestión económica promocionando a Nadia Calviño.


Podemos busca 'meter las narices' en los números de Nadia Calviño

La cuestión es que Yolanda Díaz seguirá como ministra de Trabajo y accederá a la tercera vicepresidencia porque el sector PSOE del gobierno no estaba dispuesto a tolerar que una ministra con cartera económica, como es la de Trabajo, pasara por delante de la ministra de Economía Nadia Calviño, que además ha mantenido serios enfrentamientos con Yolanda Díaz por su disparidad de criterios en temas como en la derogación de la reforma laboral.


Entre ambas existe una tensión evidente y para nadie es un secreto que Calviño no habría aceptado que Díaz le pasara por delante en el escalafón del Gobierno.

La nueva vicepresidenta trabaja más que Pablo Iglesias

De cualquier forma, desde el ala socialista del gobierno el cambio de Iglesias por Díaz ha sido celebrado con satisfacción porque les es más fácil entenderse con la nueva vicepresidenta podemita y llegar a acuerdos con ella. La relación con Iglesias era más tensa y ahora la convivencia será más fácil.



Lo que no es cuestionable es la capacidad de trabajo de la nueva vicepresidenta comunista, muy por encima de la de Pablo Iglesias, como lo demuestra su facilidad para llegar a acuerdos. Hasta siete ha firmado con patronal y sindicatos.

En el PP lo tienen claro: “Pablo Iglesias es un vago redomado”

Iglesias anunció que se iba del Gobierno y se encargó de dejar resuelta su sucesión en el mismo sin consultar al presidente, como si le correspondiera a él la decisión de cómo debe ser el relevo y quedar establecido el Gobierno.

Sánchez ha aceptado la decisión unilateral de Iglesias nombrando a Díaz como su sucesora, pero no ha dado su bendición hasta que ha podido aplicar su toque personal degradando a la comunista para elevar el rango de Nadia Calviño, que ahora será la vicepresidenta segunda mientras Podemos pierde voz de mando en el Gobierno.

Sánchez se ha propuesto vestir con cariño el cambio: "Yolanda Díaz cuenta con todo mi apoyo. Tengo de ella la mejor de las opiniones. Ha realizado una labor extraordinaria al frente del Ministerio de Trabajo", consciente de que en los acuerdos de coalición firmados con Iglesias Podemos se adjudicaba la vicepresidencia segunda, y no la tercera como les ha colado Sánchez.

Facebook Twitter

Participa en la encuesta de DonDiario