Sánchez, Ayuso y el chantaje indepe: miedo a la repetición electoral

  • Cataluña
  • 09-05-2021 | 09:05
  • Escribe: Daniel Guerra




Pere Aragonès aprovechará la debilidad del PSOE a nivel nacional para intentar convertirse en el nuevo President de la Generalitat, aunque sea en minoría.

La aplastante victoria de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid no sólo ha demostrado la confianza de la ciudadanía en la gestión de la pandemia de la popular, sino que también ha demostrado una importante tendencia de cambio de votos a la derecha.

Una tendencia que, a pesar de que  muchos siguen remarcando que los comicios fueron autonómicos, ha sido entendida por la mayoría en clave nacional, vinculándose al PSOE de Pedro Sánchez con una debilidad histórica en el partido; una debilidad que ahora se ha fomentado con la salida de Gabilondo de la formación, y de las críticas provenientes de los históricos del partido como Felipe González.



Gabilondo sigue los pasos de Iglesias y lo deja tras la debacle socialista

Inestabilidad de partido que podría llegar hasta Cataluña, donde se encuentra el último bastión de Pedro Sánchez: Salvador Illa, quien consiguió convertirse en la fuerza más votada, y donde el PP vivió un duro golpe en las urnas.



Pere Aragonès, nuevo President

Y es que, después de más de 80 días sin conseguir un acuerdo de Gobierno, muchos son los que auguran que Cataluña podría verse avocada a la repetición de elecciones. 

Todas las medidas de Isabel Díaz Ayuso en Madrid tras el éxito del 4-M



Algo que podría hacer que, siguiendo la tendencia iniciada en Madrid, el PSOE pierda gran parte del apoyo ciudadano en las urnas, perdiendo esa posición predominante en Cataluña, y demostrando la debilidad de los socialistas en el panorama político nacional, y que podría obligar a Pedro Sánchez a convocar finalmente unos comicios nacionales.

Un temor que conoce y pretende aprovechar Pere Aragonès quien, tras dar por fracasadas las negociaciones con JxCat, intentará conseguir ser nombrado President de la Generalitat y gobernar en solitario, aunque con una minoría muy evidente, contando con el silencio absoluto de los socialistas catalanes, acallados por Sánchez para preservar la Moncloa del PSOE.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario