Sálvame Okupa: Dos expulsados, una repesca y un tartazo demoledor

  • TV y Cine
  • 14-04-2019 | 07:04
  • Escribe: Blanca Torres

María Lapiedra y Chelo García Cortés dijeron adiós a la convivencia, mientras que Rafa Mora regresó a la casa tras su expulsión del viernes. Pero la imagen de la noche la dio Carmen Borrego.


Fue una noche intensa la que se vivió en Sábado Deluxe con motivo de la convivencia que están teniendo un grupo de colaboradores de Sálvame en la casa de Gran Hermano. Sálvame Okupa vivió una gala con muchas sorpresas. (Así han sido las primeras horas de Sálvame Okupa).

La primera de ellas fue en forma de nominaciones. Los colaboradores tuvieron que escoger a los compañeros que preferían que abandonaran la casa, nominándolos con 3, 2 y 1 puntos. Los elegidos por el resto de la casa fueron María Lapiedra, Carmen Borrego y Antonio Montero. Los tres se enfrentaron a una expulsión en la que la primera de ellas fue la elegida.

Bronca entre Gustavo González y María Lapiedra

Antes de eso, sin embargo, hubo tiempo para que pudiéramos presenciar en directo una terrible bronca entre la pareja que forman Gustavo González y María Lapiedra. Al paparazzi no le gustó nada que María no solo no le apoyara, sino que encima se volviera en contra de él por el asunto de la expulsión de Rafa Mora.

Cabe recordar que Gustavo expulsó directamente a Rafa Mora (era su privilegio por haber ganado la prueba de líder) tras un amago de expulsar a Carmen Borrego, que le pidió que la eligiera a ella para que se evitara problemas con el resto de los compañeros. El hecho de que Gustavo intentara tapar inicialmente a la hermana de Terelu enfadó al resto de la casa, e incluso María Lapiedra se puso en su contra.

Sea como sea, Rafa Mora ha vuelto y promete convertirse en el gran azote de Gustavo durante los casi dos días que quedan de convivencia. Sálvame Okupa decidió repescar al colaborador y expulsar a un segundo aspirante anoche mismo de forma aleatoria. La mala suerte fue para Chelo García Cortés, que escogió el único bombón dulce de una caja que Kiko Hernández llevó a Guadalix de la Sierra. Lejos de ser premiada, se topó con que el bombón dulce marcaba la expulsión.

El brutal enfado de Carmen Borrego

Por otro lado, también hubo una visita muy especial. La de Payasín, que con sus tartazos amenizó la noche. Aunque, eso sí, provocó un enfado monumental en Carmen Borrego, quien se llevó un durísimo tartazo en las cicatrices que todo el día había estado diciendo que tenía inflamadas (se encuentra en pleno post operatorio tras una operación estética). “Siento que se me ha hecho una crueldad y no tengo por qué aguantarlo”, afirmó. (¡¡Carmen Borrego manda a su hermana Terelu a tomar por c*** en directo!!).

Facebook Twitter
Deja tu Comentario