'Sálvame' ha encontrado un filón de dudosa moral con su sección 'Quiero dinero'

  • TV y Cine
  • 28-10-2020 | 07:10
  • Escribe: Blanca Torres

Cada vez son más los colaboradores mosqueados por los desafíos que imponen a Chelo García Cortés y que comprometen a sus compañeros


La polémica, el enfrentamiento, la bronca y el llanto han sido desde sus inicios la seña de identidad de Sálvame. El programa de Telecinco siempre ha hecho de las miserias de los famosos y de sus propios colaboradores un filón para conseguir audiencia, y con la sección 'Quiero dinero' han ido un paso más allá con Chelo García Cortés como 'maestra de ceremonias'.

Es habitual que el programa se nutra con debates y polémicas de otros programas y realitys de la cadena, pero también lo es que los enfrentamientos entre colaboradores generen polémicas y debates que en los últimos tiempos parecían estar manidos. Sin embargo, a alguien se le ocurrió la brillante idea, para luchar con Pasapalabra, de enfrentar a colaboradores que hasta el momento no habían tenido problemas.


Isabel Pantoja se lleva un monumental zasca y Edurne se cobra su venganza

Dos de los desafíos propuestos por el programa a Chelo durante el programa de este lunes dejaron claro que hay 'mala leche' a la hora de plantear dichos retos. El objetivo ya no es solo humillar a Chelo, que de momento sigue sometiéndose a todo tipo de maldades con tal de seguirse llevando el dinero. También buscan nuevos enfrentamientos que den contenido para la escaleta.


La primera demostración ya la tuvimos al comprobar cómo sonsacaron a Chelo información sobre un tema hasta ahora vetado como era la separación de Gema López. La periodista, de hecho, se enfadó mucho al comprobar cómo Chelo era capaz de venderla por unos cuantos cientos de euros y se ha peleado con varios compañeros por este asunto, con mención especial para Kiko Matamoros.

Antonio Montero y Belén Esteban

Pero no ha sido la única. Este lunes, Chelo García Cortés tuvo que elegir a uno de sus compañeros para que la semana que viene se vaya de 'vacaciones'. Es decir, el colaborador que escogiera se quedaría en casa una semana y no podría cobrar. La periodista escogió a su viejo amigo Antonio Montero, que se mosqueó no con ella sino por el hecho de que solo acude un día a trabajar semanalmente.



"Me estáis poniendo en una tesitura que es como si estuvieseis deseando que me fuera pero voy a seguir jugando. Sé que me van a dar por todos lados pero elijo a Antonio Montero", espetó Chelo. Su compañero, mosqueado, lamentó que solo dejará de ir a un programa: "Sé dónde estoy, dónde trabajo y que en otras épocas he venido tres y cuatro días a la semana", admitió.

Melyssa desvela el chantaje que le hizo Tom para vengarse de su 'infidelidad'

Pero no fue el único damnificado de la tarde. También Belén Esteban se mosqueó por la pregunta sobre ella que le hicieron a Chelo: "¿Crees que Belén Esteban es poco trabajadora y muy quejica?". Esa misma definición de Belén la hizo en su momento Toño Sanchís.

Chelo negó que Belén sea así y la máquina de la verdad confirmó su respuesta: "Se puede quejar como los demás pero la conozco desde hace 30 años y siempre ha sido una persona muy trabajadora", admitió. Eso sí, la Esteban se enfadó mucho con el programa por la pregunta: "Me parece vergonzoso tener que hacer estas preguntas pero sé dónde estoy y ya está. El día que no dé de mí tienen muy claro que no hay problema de nada", apuntó, insinuando una posible marcha del programa.

La cosa está caliente y puede haber mucho salseo en los próximos días si deciden seguir abriendo el cajón de 'mierda' con la excusa de la dichosa sección de Chelo García Cortés... Todo por la audiencia, y por la pasta.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario