Salvaje agresión a un Guardia Civil en Almería... ¡Por llevar un polo de España!

  • Sucesos
  • 29-12-2018 | 08:12
  • Escribe: Redacción

Justo cuando se cumple un año del asesinato de Víctor Laínez, el legionario agredido en Zaragoza por llevar unos tirantes de España, la tragedia estuvo a punto de repetirse el pasado jueves


Un agente de la Guardia Civil, E.P., fue brutalmente apaleado por un total de siete personas en la taberna Postigo de Almería el pasado jueves.

Según fuentes cercanas a la investigación y en concordancia con el atestado policial, la víctima, que se encontraba fuera de servicio e iba con un compañero, la mujer de éste y la niña pequeña de la pareja, sufrió el atentado por llevar puesto un polo con la bandera de España. (Así ha reconstruido la Guardia Civil el cruel asesinato de Laura Luelmo)


La agresión tuvo lugar sobre las diez de la noche, cuando una mujer se acercó a la víctima señalando la bandera nacional de su polo y diciéndole que "estaba invadiendo su espacio sideral con esas pintas de fascista".

A estas acusaciones, el agente respondió que "se trataba de una bandera que representa a todos" y que llevarla puesta "no obedece a ninguna ideología". (Las escalofriantes palabras del Guardia Civil que detuvo al asesino de Laura Luelmo)


El agente es amenazado con... ¡Unas pinzas de la brasa!

Después del intercambio de opiniones entre el agente y la mujer, uno de los camareros abandonó la barra juntos a otros trabajadores del local e increparon al policía llamándole "¡fascista!".

Según sostiene el atestado, "se acercan más camareros y empiezan a forcejear con el declarante, llegándole a amenazar con unas pinzas de la brasa y diciéndole: 'fuera de aquí facha'". (La Guardia Civil desarticula la rama barcelonesa del clan de los Balcanes)



Entre todos, un total de siete personas, sacaron del establecimiento al Guardia Civil y empezaron a golpearle salvajemente durante unos 40 segundos, mientras éste permanecía en el suelo.

Ante la superioridad numérica de los agresores, el informe policial afirma que "el agente vio peligrar su integridad física".

El agredido fue trasladado al Hospital Virgen del Mar de Almería, donde recibió los cuidados médicos necesarios para curar las múltiples lesiones: escoriaciones en el codo izquierdo, aumento de volumen y hematoma en cabeza distal del 2º metacarpiano derecho, policontusiones y herida costra-hemática localizada y contusión en la región malar izquierda, según el informe médico.

El parte sanitario del agente, que aún permanece de baja, ha sido enviado directamente al juzgado de guardia e incorporado a la diligencias para que la Fiscalía y la acusación particular actúen en un proceso por agresión, delito de odio y vejaciones injustas. (La Guardia Civil informa sobre el timo por Whatsapp del Ministerio de Trabajo)

Facebook Twitter
Deja tu Comentario