Sale a la luz el plan oculto de los Mossos para extender la propaganda separatista por todo el mundo

  • Cataluña
  • 09-06-2019 | 10:06
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

La nueva cúpula de la policía catalana pondrá en marcha un 'think tank' para vender la imagen de una Cataluña independiente e internacional


El nuevo jefe de los Mossos d'Esquadra, Eduard Sallent, ha sido el responsable de la creación de un 'Think Tank' catalán, con el propósito de vender la imagen de Cataluña y de su Policía. Este lobby, que obtendrá el nombre de 'Fundación Mossos d'Esquadra', será utilizada, según fuentes internas de la policía catalana, como una herramienta propagandística del Govern. 

Este proyecto, que cuenta con la prioridad absoluta del Govern, se fundamenta en cuatro pilares fundamentales: la protección social, la memoria histórica del cuerpo, la solidaridad y la cultura de la seguridad. 


El proyecto secreto internacional de los Mossos

En el documento en el que se detalla el proyecto de la Fundación (de más de 70 páginas de extensión) se contempla que ésta será una "entidad eficaz y eficiente en la gestión de nuestros proyectos, y ofrecer el máximo de información a nuestra ciudadanía". (Arrimadas provoca un conflicto entre los Mossos y la Guardia Civil en El Prat)

Palabras que suenan realmente bien en un principio, constantando además que, en cuanto a territorio se refiere, el propio documento afirma que la actividad de la Fundación "se circunscribe en el ámbito territorial de actuación del Cuerpo [...] a nivel nacional e internacional también se podrá colaborar en acciones solidarias en respuesta a situaciones de emergencia".


Sin embargo, fuentes internas de los Mossos d'Esquadra han confirmado a ElConfidencial que los mandos policiales explicaron, a puerta cerrada, que la actuación a nivel internacional "tendría una grandísima importancia". 

La financiación será 'externa'

Según el documento de la Fundación, existirían cuatro vías de financiación: aportaciones de mecenas, aportaciones de los socios, campañas de microfinanciación y la propia Administración. 

Se calcula que la aportación de las empresas rondaría los 80.000 euros de forma continuada, siguiendo la Fundación determinados criterios para seleccionar las entidades colaboradoras. Así, la Fundación se aseguraría una estrecha colaboración con entidades cívicas de carácter puramente político y vinculadas con la implantación de la República.

La aportación pública sería de 30.000 euros para la aportación de material y recursos humanos a la Fundación. Además, la Generalitat deberá ceder un local para el proyecto.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario