Sale a la luz el certificado de defunción de Isabel II: ¿De qué murió?

Sale a la luz el certificado de defunción de Isabel II: ¿De qué murió?

02/10/2022

| Alexis Rodríguez

Facebook
Twitter

Se conoce el motivo del fallecimiento de la reina más longeva de Inglaterra

La reina Isabel II falleció el pasado mes de septiembre. Sin lugar a duda, ha sido una de las noticias más importantes del año a nivel internacional. Asimismo, tres semanas después de su muerte se ha desvelado el certificado de defunción.

A pesar de que el palacio de Buckingham llegó a lanzar un comunicado explicando que la monarca había vivido perfectamente a los 96 años de edad, han sido muchos los rumores sobre la verdadera causa de su muerte. Además, estas especulaciones aumentaron al ver unas extrañas manchas en sus manos, dado que se pensaba que podría ser una afección cardíaca que podían verse en su última foto, dos días antes de su fallecimiento, durante el nombramiento de la primera ministra Liz Truss.

Conocemos en profundidad la figura de Isabel II, la reina más longeva de la historia

 

No obstante, estas manchas no tuvieron nada que ver en el fallecimiento de Isabel II. De hecho, su certificado de defunción ha dejado claro que el motivo de muerte no se debe a ninguna enfermedad. Según se puede leer en el documento, murió de "vejez" a las 15:10 horas del 8 de septiembre, en su castillo de Balmoral en Escocia. En el informe, están los nombres de su médico Douglas James Allan Glass y su hija, la princesa Ana, quien estuvo con ella durante sus últimas 24 horas de vida. 

El medio británico Daily Mail ha informado en estos últimos días de que el gobierno escocés ha sido acusado de mantener en secreto dicho informe y de obstaculizar la información sobre un tema tan importante para la nación. Se quejaba también la biógrafa real, Angela Levin, de que de no ser publicado estarían incumpliendo la ley. 

El discurso que Isabel II tenía preparado en caso de Tercera Guerra Mundial

 

Si hubiera fallecido en Inglaterra, no se conocería el certificado de defunción

El aspecto realmente llamativo es que, si la reina hubiera muerto en Inglaterra, su certificado de defunción habría sido considerado un secreto de Estado. Todo esto se debe a que según la Ley del Registro de 1836, la causa oficial de la muerte de cualquier monarca en territorio inglés no es de obligatoria difusión. Sin embargo, este suceso ocurrió en Escocia, país que se rige por la Ley de Registro de Nacimientos, Defunciones y Matrimonios de 1965. Esta norma explica que todas las muertes, independientemente de la jerarquía o condición del difunto, deben ser registradas dentro de los siete días naturales tras el hecho y que la consecuente acta de defunción debería ser públicas.

Por tanto, la muerte de Isabel II se debió a su elevada edad y no a ninguna enfermedad como se rumoreaba. Esto significa, que ya no está entre nosotros por el hecho de la simple naturaleza. En Inglaterra se preparan ya para una nueva etapa con Carlos III. Este es el primogénito de Isabel y del duque de Edimburgo y se subirá al trono británico a sus 73 años.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario