Rull y Forn se ponen también a régimen con la dieta indepe

Rull y Forn se ponen también a régimen con la dieta indepe

03/12/2018

| Gonzalo Palacios

Facebook
Twitter

Los presos golpistas de Lledoners buscan fórmulas nuevas para llamar la atención y dar pena en el exterior.

Se trata de llamar la atención. Cualquier cosa vale con tal de internacionalizar el tema. En este caso va de que el mundo sepa que unos pobres e inocentes políticos que se saltaron la Constitución con actos delictivos penados por la ley están en huelga de hambre porque dicen que no van a recibir un juicio justo para sus fechorías.

Y dentro de esa estrategia de llamar la atención y manipular las conciencias de quienes están alejados del casi y sabe de la misa la mitad, los ex cabecillas de la rebelión contra España, los exconsellers Rull y Forn se suman a la iniciativa de no comer para perder unos quilillos y de paso dar pena al mundo,

Tanto Josep Rull como Joaquim Forn se sumarán desde este martes a las 00.00 horas a la huelga de hambre que empezaron el sábado el líder de JxCat en el Parlament, Jordi Sànchez, y el también exconseller Jordi Turull.

Denuncian el bloqueo al acceso de los tribunales internacionales

En un comunicado, han explicado que toman esta decisión para "denunciar el bloqueo al acceso a los tribunales internacionales y en particular a la justicia europea que el Tribunal Constitucional" les impone con un comportamiento que tachan de injusto y arbitrario.

"La actitud arbitraria e irregular del Tribunal Constitucional lamina las bases mismas del Estado de Derecho", concluyen los dos exconsellers, que piden que quienes les apoyen desde fuera de la cárcel lo hagan con serenidad y firmeza.

"La injusticia que padecemos, la lesión de nuestros derechos fundamentales y la arbitrariedad judicial con que somos tratados nos legitiman para tomar esta decisión a pesar de ser sabedores del impacto que puede tener sobre nuestros organismos", han manifestado Rull y Forn, que se suman al ayuno indefinido de sus compañeros Turull y Jordi Sánchez "después de haber reflexionado, de entender qué supone y asumir los riesgos y consecuencias".

Rull y Forn han querido dejar claro que esta huelga de hambre "no es una protesta para pedir ningún trato de favor ni discriminación positiva", sino "la única alternativa de que disponemos en prisión para hacer más visible la discriminación y la conculcación de nuestros derechos fundamentales. No renunciaremos nunca a un juicio justo, este es el objetivo de nuestra huelga de hambre", han dicho.

Los médicos del centro monitorizarán cada dos días el estado de salud de los cuatro presos, controlando su presión, su peso y analíticas de sangre.

 

 

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario