¡¡Rufián riñe a Pedro Sánchez!!

  • Política
  • 31-01-2020 | 08:01
  • Escribe: Pedro Riscal

Rufián pone de manifiesto su "poder" sobre Sánchez haciéndole cambiar de criterio en apenas unas horas bajo amenaza de tumbarle los presupuestos.




El diálogo entre el Gobierno de España y el Govern de Cataluña, de igual a igual y de forma inmediata, fue una de las exigencias de ERC que Pedro Sánchez aceptó a cambio de su abstención en la investidura. El presidente del gobierno ha hecho un amago de aplazar hasta después de las elecciones catalanas la puesta en marcha de una Mesa de diálogo y desde ERC le han tocado la cresta y le ha obligado a rectificar, poniendo así de manifiesto el poder que tienen sobre Sánchez, que no puede ya evitar la imagen que proyecta de rehén de sus compromisos electorales.

Sánchez enfada a ERC

Sánchez, que mantuvo su promesa de verse con Quim Torra para hablar del tiempo o de fútbol el 6 de febrero en Barcelona, hizo un amago de retrasar la puesta en marcha de la mesa de diálogo por la situación de Cataluña, con elecciones que pueden cambiar su mapa político. Así lo explicaba Moncloa en un comunicado: "El Gobierno ha manifestado su clara vocación de iniciar el diálogo con el Govern de Cataluña. Entendemos que, dado el horizonte electoral decidido por el president de la Generalitat, Quim Torra, no se dan las mejores circunstancias para iniciar el diálogo entre gobiernos, cuando uno de ellos ha puesto punto y final a la legislatura y el nuevo Govern no podrá constituirse hasta la celebración de las elecciones anunciadas".



En ERC ha habido cabreo general y Rufián puesto firmes a Sánchez tras una reunión de urgencia en la que le ha amenazado con dejarle tirado en la aprobación de sus presupuestos. Como era previsible, le tienen pillado. Sánchez es rehén de los caprichos del separatismo catalán y durante su mandato no podrá hacer nada que no sea de su agrado.

Rufián obliga a Sánchez a rectificar

Finalmente el Gobierno ha dado marcha atrás a su anuncio de posponer las cumbres sobre el conflicto catalán y ha rectificado públicamente, justo después de que Gabriel Rufián le cantara las cuarenta al jefe del ejecutivo.



Frente a lo que mantuvo inicialmente, Moncloa decía luego estar dispuesta a constituir la mesa de diálogo con el Govern catalán sobre el conflicto en Cataluña "antes de las elecciones catalanas".

En cuestión de horas el Ejecutivo se desmentía a sí mismo. Primero manifestaba que esperaba "poder iniciar dicho diálogo" en cuanto se hubiesen celebrado los comicios en Cataluña y se hubiera constituido un nuevo Govern. Poco después, en otro comunicado, Moncloa aseguraba estar dispuesta a constituir la mesa de diálogo con el Govern catalán sobre el conflicto en Cataluña "antes de las elecciones catalanas".



En ese acuerdo, se estipulaba que la mesa de diálogo pactada entre el Gobierno español y el Govern catalán tendría que constituirse en los 15 días siguientes a la formación del Ejecutivo de Pedro Sánchez. Y Rufián echaba fuego por la boca por la temeridad de Sánchez incumpliendo un acuerdo que puede poner en peligro la estrategia de ERC en las próximas elecciones catalanas.

JxCat le saca partido a los cheques en blanco a Sánchez

Y a Meritxell Budó, la portavoz del Govern de Torra, le ha faltado tiempo para sacarle al tema rendimiento electoral planteando "las dudas de entregar cheques en blanco a Sánchez", de quien JxCat jamás se ha fiado.



ERC había quedado con el culo al ire y tras la bronca de Rufián a Sánchez el Ejecutivo intentó salvar la papeleta. Gabriel Rufián riñó a Sánchez también por tener descontrolada a "su gente", en referencia a unas declaraciones de la vicepresidente Carmen Calvo dejando en el aire el anunciado encuentro entre Sánchez y Torra el próximo 6 de febrero en Barcelona, al afirmar que esa cita, "de producirse", tendría que ser para hablar de los problemas de los catalanes y no para hablar de la autodeterminación y la amnistía de los presos, como pretende Torra.

Apenas una hora y media después, Presidencia del Gobierno confirmaba a través de un comunicado la previsión de la reunión con Torra, pero aplazaba en cambio el inicio del diálogo sobre el conflicto político a la constitución de un nuevo Govern tras las catalanas. Cuanto antes se convoquen los comicios, antes podrá arrancar dicho diálogo, retaba Moncloa a Torra.

El presidente de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, acusaba de inmediato a Sánchez de incumplir el acuerdo de investidura y exigía fijar una fecha "inminente" para la constitución de la mesa de diálogo en la próxima reunión del jefe del Ejecutivo con Torra.

En el PP pierden la cuenta de los capítulos de sometimiento de Sánchez

El Partido Popular no ha dejado pasar por alto este nuevo capítulo de despropósitos del Gobierno de Sánchez, el ejecutivo de las rectificaciones y ha recalcado que han perdido "la cuenta de los capítulos de sometimiento" al independentismo.

El PP ha cargado duramente contra Sánchez por estos hechos en los que entiende que se ha producido sometimiento del gobierno de España a los caprichos de sus socios independentistas. Sánchez vuelve a rectificar ante las exigencias independentistas. Y en parecidos términos se ha expresado la diputada del PP Pilar Marcos, que ha ha afirmado que Sánchez "rectifica para obedecer al separatismo". 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario