Rosa Benito le ha vendido su alma al diablo y se ha dado cuenta demasiado tarde

  • Famosos
  • 04-12-2021 | 21:12
  • Escribe: Eva Martín
Las imágenes de Belén Esteban con Rocío Carrasco y los colaboradores que hundieron a su hija Chayo han removido a la cuñada de Rocío Jurado


Rosa Benito y Belén Esteban vendieron esta semana en televisión una reconciliación idílica después de varios años con su amistad rota. Muchos consideran que es una reconciliación interesada, y la propia cuñada de Rocío Jurado se habría dado cuenta de que ha vendido su alma al diablo tras ver las imágenes de Rocío Carrasco con sus ex compañeros de Sálvame.

El pasado jueves, Rociíto y Fidel Albiac estuvieron presentes en una fiesta organizada por los capos de La Fábrica de la Tele. Belén Esteban fue una de las invitadas al evento, del que se han filtrado imágenes que no habrán gustado nada en casa de Rosa Benito y mucho menos a su hija, Chayo Mohedano, de la de Paracuellos bailando una conga con Rocío Carrasco y sus amigos, los mismos que han hecho muchísimo daño a la hija de Amador Mohedano y Rosa.



Belén Esteban se quedó blanca: la docuserie de Rocío Carrasco salpica a su hija, Andrea Janeiro

Parece evidente que la reconciliación de Belén Esteban y Rosa Benito solo es una estrategia por parte de la colaboradora de Ya es Mediodía para evitar que la segunda docuserie de su sobrina le salpique. Sin embargo, visto lo visto, Rosa Benito debe sentir que ha metido al enemigo en casa. Belén Esteban estuvo muy suelta con Rociíto y la ex de Amador Mohedano tiene motivos para preocuparse.



Chayo Mohedano ha denunciado en numerosas ocasiones el maltrato que ha sufrido por parte de Sálvame. Rosa Benito ha decidido ‘salvar’ de esas acusaciones a Belén Esteban y también a Jorge Javier Vázquez, pero ver a Belén bailando con el enemigo no resulta demasiado halagüeño para la madre de Chayo. Del mismo modo que ver a su propia prima.

Rosa Benito seguirá defendiendo a su hija contra quien sea

Hay una cosa que Rosa Benito tiene muy clara: pase lo que pase, va a seguir defendiendo por encima de todo a su hija. Incluso aunque tenga que volver a romper su relación con Belén Esteban. Y también se enfrentará, si tiene que hacerlo, a Rociíto.



Chayo Mohedano está muy molesta con su prima por el acercamiento que ha tenido con La Fábrica de la Tele en los últimos meses. Le cuesta entender que perdone a una productora que ha permitido que la machaquen tantísimo por su relación con sus hijos, por su pasado con Antonio David, etc., poniéndola siempre en cuestión como madre y como mujer.

En ese sentido, está más del lado de Rocío Flores que del lado de Rocío Carrasco. Sea como sea, tanto ella como su madre están expectantes por lo que pueda suceder con la segunda parte de la docuserie. Supuestamente, Rocío Carrasco va a contar las razones que la llevaron a romper con su familia materna. Por eso es importante, por lo que pueda salir, tener una voz amiga dentro de Sálvame. Ese es el papel que debe ejercer Belén Esteban, aunque ahora Rosa Benito y Chayo no tengan muy claro que vaya a cumplir con esa función llegado el caso...



Belén Esteban, más hundida que nunca: Toño Sanchís la ha dejado 'con una mano delante y otra detrás'

Rosa Benito se está empezando a dar cuenta, demasiado tarde, de que quizá ha vendido su alma al diablo. Solo podremos saberlo cuando se estrene la docuserie y veamos el impacto que tiene en la familia Mohedano y la reacción de Belén.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario