Rocío Carrasco pierde la batalla contra Antonio David: tocada y hundida

  • Famosos
  • 20-04-2022 | 07:04
  • Escribe: Laura Abad
Ni Rociito ni la cadena podían imaginarse que Antonio David y Marta Riesco le robarían protagonismo. Lógico, son más divertidos los cuernos que los dramas


Rocío Carrasco no lleva bien los reveses. Cuando se vistió de fucsia para dar a conocer al mundo, la "mala vida" que había llevado al lado de Antonio David, creía que era el centro del universo. Es tal su ego que no dudó ni por un momento en destrozar a su hija y en buscar excusas que justificaran el abandono de sus hijos.

Un año después del estreno de la docuserie, Telecinco ha querido intentar recuperar audiencias, sin reconocer que el bajón de la cadena, precisamente lo desencadenó, la docuserie. Durante este año, Rociito y sus palmeros, han sido tan crueles con los hijos de la Carrasco que los espectadores se han hartado de oir y ver solo odio.



Recordaremos el despido fulminante de Antonio David, por ser un matratador, cuando la realidad es que nunca ha sido condenado. Es más, cuando lo ficharon en 'Salvame', dejaron claro, que Antonio David Flores estaba "´limpio" de todas las acusaciones que su ex le atribuia.

Ayer con la emisión del refrito de la docuserie, no solo obtuvieron mala audiencia, si no que por poco, se cargan las audiencias de 'Entrevías'. La docuserie no llegó al 1.000.000 de espectadores y 'Entrevías' superó el 1.600.000. ¿Por qué no emitieron la docuserie cuando finalizara Entrevías? Estaba claro, temían un apagón de Telecinco.



Otro dato que ha molestado a Rociito es, que Antonio David Flores y sus amoríos con Marta Riesco, han acaparado toda la atención y todos los programas de la cadena. Es más, ayer cuando Sonsoles Ónega se despidió de su programa 'Ya son las ocho", comentó la programación nocturna y omitió "casualmente" la emisión de la docuserie.

Al parecer los espectadores de 'Mediaset' y de 'Sálvame' se han cansado de los melodramas. Aunque la tónica de 'Salvame', los últimos años, ha sido destripar a sus colaboradores sin piedad, esto ahora no funciona y lo han comprobado, aunque no saben como enfocar el programa para recuperar a sus espectadores.



La presencia de Jorge Javier Vázquez, tampoco ayuda. Su soberbia, su insolencia y la falta de respeto que tiene con algunos colaboradores es insufrible. Aunque han colocado a su lado a Adela González para "normalizar" el programa, el ego de Jorge Javier sobrevuela por el plató.

Rociito no se ha caracterizado nunca por ser una persona centrada y responsable. Su madre Rocío Jurado no sabía que hacer con ella. Quizá le hubiese convenido que, de vez en cuando, alguien le llevara la contraria.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario