Robo de película en Cataluña: disparos, disfraces, agresiones y un botín millonario

  • Sucesos
  • 20-09-2022 | 07:09
  • Escribe: Enrique Sanz
Cataluña es una de las regiones de España donde más delitos se cometen


Los vecinos de Cataluña comienzan lentamente a acostumbrarse a una situación límite: la delincuencia vive su época dorada en la región gobernada por los independentistas. El último de los actos más llamativos se ha producido en la comarca del Vallès occidental, situada en Barcelona. Varios desconocidos irrumpieron en una nave industrial para dar un golpe que probablemente les hubiera retirado para siempre de la actividad criminal.

El grupo había preparado hasta el más mínimo detalle para hacerse con el botín: cientos de cajas de ropa valoradas en más de un millón de euros. Después de forzar la entrada del almacén, tenían previsto cargar dichas cajas en un camión cercano para huir en ese vehículo. Sin embargo, el lugar que habían elegido estaba ocupado: todavía quedaba allí un trabajador del sitio, que recibió un disparo de una pistola táser por parte de los ladrones para que no fuera un impedimento en su atraco.



Lo tiene más que merecido: le atrapan por mal ladrón

Los cuatro ladrones iban equipados con pistolas táser, máscaras, monos y máscaras de plástico para evitar ser reconocidos. Además, llevaban cinta americana y bridas para poder inmovilizar de forma efectiva a todos aquellos que se resistieran a su intento de robar las 450 cajas que llenaban el almacén objetivo. Después de llegar en un vehículo y comenzar a cargar las cajas en un camión cercano, parecía el robo perfecto.



Sin embargo, no contaron con que un vecino de Montcada i Reixac había visto toda la secuencia. Sospechó cuando los ladrones, ataviados con tal equipamiento, entraron en la nave industrial. Pero con los ruidos y golpes del interior, el vecino terminó de confirmar su hipótesis y llamó a los Mossos d'Esquadra para denunciar el robo que se estaba cometiendo en aquel momento.

Las autoridades policiales autonómicas reunieron un dispositivo con agentes de Montcada i Reixac y Cerdanyola del Vallès, una localidad cercana a donde se cometió el robo, para esperar a los ladrones a su salida del almacén, evitando así que huyeran con el botín y facilitando su captura. Cuando los agentes entraron en la nave industrial, se dieron cuenta de lo que había pasado.



Además de encontrar al trabajador del sitio atado y con la quemadura de la pistola táser, los Mossos d'Esquadra también encontraron a los cuatro ladrones en pleno robo. Uno de ellos alertó a sus compañeros. Dos del grupo pudieron escapar a través del techo, mientras que el ladrón que avisó a sus compañeros y el conductor del camión fueron apresados en aquel instante por las autoridades policiales.

Dentro del camión encontraron parte del equipamiento que habían empleado en el atraco, además de varias de las cajas de ropa, joyas y hasta 97 billetes falsos de 50 euros. Este operativo se extendió más allá del sitio del robo: la Policía comenzó a perseguir a los dos ladrones fugados, que encontró a la altura del valle Progrès de Montcada i Reixac. 



Allí habían dos hombres que, al ser localizados por los Mossos d'Esquadra, mantenían una actitud bastante sospechosa y trataban de darles esquinazo, por lo que fueron arrestados en el momento por estar presuntamente relacionados con el robo producido en el almacén de ropa de la localidad barcelonesa.

Los Mossos d'Esquadra en jaque: la posibilidad de un asesino en serie es una de tantas

De los cuatro ladrones, solo uno ha entrado en prisión provisional hasta la celebración del juicio. El resto, que también esperan al inicio de las diligencias en sede judicial, han quedado en libertad con cargos pero bajo una estrecha vigilancia. Sin embargo, no se ha determinado ningún modificador de esta libertad con cargos, como el riesgo de fuga o la destrucción de pruebas.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario