Robinson y su cáncer: "Cuando murió Ballesteros pensé que yo no podría sobrellevar esto"

  • Deportes
  • 30-01-2019 | 12:01
  • Escribe: Gonzalo Palacios

"El cáncer ha entrado a falta de muy poco, pero estoy dispuesto a meter unos cuantos goles para que este partido lo ganemos, me sorprendería morir de esto", ha dicho Michael Robinson.




Si Michael Robinson había conseguido contagiar a su audiencia con su simpatía en su transmisiones futboleras, desde que anunció que padece un cáncer con metástatis, el cariño de la gente por él se ha multiplicado por diez.

Robinson se encuentra en plena lucha contra el cáncer después de saber por los médicos que sus posibilidades de superviviencia se limitan al 37%. ¿Mucho? ¿Poco? Él, como siemore, ve el vaso medio lleno. Robinson, como el Cholo Simeone en el fútbol, va partido a partido, día a día. "Otro día en la vida y me encuentro fenomenal", ha explicado el comentarista inglés en una entrevista al diario As. (El drama de Michael Robinson: "Tengo un 37% de posibilidades de curarme")



Tiene un ´Messi´ que le cuida

"Me encuentro sorprendentemente bien... porque la palabra cáncer suena terrible. Tiene unido a ella una especie de estigma. No se habla... Y me extraña porque el cáncer vive dentro de nosotros. El cincuenta por ciento de las personas de este planeta, si no lo han padecido, tienen un familiar o un amigo que sí lo padece. Yo soy el primer sorprendido de poder decir que me encuentro bien. Imaginaba que lo llevaría peor, pero estoy recibiendo información y la dirección de los que saben, de mi Messi, que es mi oncólogo Emiliano Calvo".

Robinson dice sobre el partido de su vida que el cáncer "ha entrado a falta de muy poco, pero está dispuesto a meter unos cuantos goles para que este partido lo ganemos. Yo estaría muy sorprendido si muriese de esto. Tengo mucha fe depositada en la ciencia y la suerte de estar siendo tratado por un tipo de inmunoterapia que está salvando muchas vidas. Es curioso. Nunca, ni en mis peores sueños, imaginaba que tendría que lidiar con esto, pero ya que es lo que hay, me encuentro preparado para esta lucha". (Michael Robinson se convierte en protagonista de las redes sociales)



La muerte de Severiano Ballesteros

El popular comunicador no pierde el sentido del humor ni en las peores circunstancias: "Después de sesenta años conviviendo conmigo pensaba que ya me conocía. Estaba cómodo en mi propia piel o al menos no estaba a disgusto conmigo mismo. Sí pensaba que era más bien un calzonazos, un poco avestruz que hundía la cabeza con las malas noticias. He aprendido mucho. Recuerdo cuando murió mi amigo Severiano Ballesteros. Me ponía en su piel y pensaba que no podría sobrellevar esto... Cuando me ha tocado, estoy sorprendido por la reacción positiva, porque me encuentro fuerte y estoy para la batalla. Claro que estoy arropado por una maravillosa familia, por Cris, mi maravillosa mujer".

¿Y cómo fue el momento de dar la noticia? Él mismo lo explica: "Iba a ser muy difícil mantenerlo en secreto. Había hablado con mi familia sobre cómo contar mi problema y habíamos acordado hacerlo con Carles Francino. Por nuestra gran amistad. Todo se precipitó por Rubiales y Bartomeu, que dijeron públicamente que estaban conmigo, sin mencionar nada más. A partir de ahí mi teléfono se bloqueó de tantos mensajes. Pensé comentarlo para que se supiera directamente de mí". (Michael Robinson anuncia que padece un cáncer muy avanzado)



"Me han operado varias veces"

Y sólo tiene palabras de agradecimiento para los españoles, que le han mostrado su solidaridad en estos días: "Es otra de las sorpresas. Yo me he sentido muy querido después de contar que estoy enfermo. Y nunca me lo había planteado. Desde que eres futbolista tienes que navegar entre esos dos impostores que son el triunfo y el fracaso. Para blindarte nunca te crees rey del mambo y nunca te vienes abajo. Son dos lugares muy peligrosos para estar. Y desde que trabajo en los medios no he pensado si la gente me quiere mucho o piensa que apesto o algo así... Simplemente hago mi trabajo con el mejor talante posible esperando que haya en mí algo de talento y luego ya veremos si me siguen contratando o no. Ahora, después de la respuesta a mi publicación de mi enfermedad, estoy absolutamente abrumado. Absolutamente. (Robinson se agarra a estos antecedentes para vencer al cáncer)

Robinson tiene una cosa clara. No va a dejar de trabajar mientras le acompañen las fuerzas: "Sigo exactamente con el mismo ritmo. He perdido dos partidos porque me han tenido que operar varias veces, pero no pienso perder ninguno más hasta que termine mi contrato. Mi jefe me preguntaba cuántos días necesitaré de baja y no sabía cómo tomarlo, si esperaba que tendría muchos... (Risas). Estoy bien. Hay una serie de personas empeñadas en salvarme la vida. El nivel de agradecimiento que tengo hacia los oncólogos es tremendo".



 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario