-->

¡Roban al Gobierno cientos de respiradores! Y Pedro Sánchez los da por perdidos

  • Política
  • 04-04-2020 | 20:04
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

Turquía ha requisado el material sanitario para el cuidado de sus propios enfermos por coronavirus.


La extensión del coronavirus de Wuhan ya ha alcanzado prácticamente todo el territorio global. Países tan dispares como China, Alemania, Irán o Turquía se han visto afectados por la pandemia, por lo que las relaciones internacionales se han vuelto fundamentales a día de hoy para conseguir material sanitario de urgencia.

Estados Unidos está sufriendo una crecida exponencial de casos positivos, llegando en pocas semanas a los 277.491 infectados y a los más de 3.000 fallecidos.


Dentro de Europa, España e Italia se han convertido en los principales focos activos del virus de Wuhan, contando ambos países con más de 10.000 fallecidos por el coronavirus desde que se inició la pandemia.

El Gobierno de España se ha visto saturado, al igual que muchos otros, por las exigencias del virus en cuanto a material sanitario, ya que estas semanas de crecida exponencial del virus, se ha visto cómo el sistema de Sanidad público español no cuenta con medios humanos ni materiales suficientes para luchar contra esta pandemia.


Es por ello por lo que el Ejecutivo de Pedro Sánchez, al igual que diversos gobiernos autonómicos, han buscado material sanitario en los mercados internacionales, mientras que las empresas nacionales se especializan, en tiempo récord, en fabricar mascarillas y respiradores con diversos materiales.

Material comprado, pero que no llega

Turquía se ha convertido en uno de los países exportadores de material sanitario.



Así pues, a través de una empresa española que había llevado componentes desde China, una fábrica turca estaba produciendo respiradores para enviar a España, por encargo del Gobierno central y varias comunidades autónomas, como Castilla la Mancha y Navarra.

A pesar de que se esperaba que este material llegara a las UCI el pasado sábado, la carga ha sido bloqueada por el Gobierno turco cuando se disponía a ser enviada a España, pese a que los Gobiernos españoles ya habían abonado el coste del producto, y su envío.

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, explicaba este viernes las razones en una rueda de prensa desde la Moncloa: y es que el Gobierno turco ha decidido quedarse los respiradores españoles "para el tratamiento de sus propios enfermos".

Así pues, los respiradores estarían embarcados preparados en el avión cuando la aduana turca retenía el cargamento sanitario, respondiendo así a las nuevas restricciones "de amplio espectro" del Gobierno turco a la exportación de productos sanitarios para "abastecer su propio sistema sanitario frente a la pandemia".

Pese a que González Laya y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, hayan en hablado en numerosas ocasiones con sus homólogos turcos, ambos dan por perdido el costoso material que tan urgentemente necesita España.

La oposición pide un nuevo esfuerzo al Gobierno

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, lamentaba este viernes que Turquía "haya decidido unilateralmente" requisar los 150 respiradores que se esperaban en su comunidad, con un costo de 3 millones que ya habría pagado el gobierno autonómico. Además, exige que se emita una queja diplomática ante unos hechos que "rozan lo delictivo".

La secretaria general de Ciudadanos, Marina Bravo, también ha exigido al Ejecutivo de Pedro Sánchez que no se den por perdidos los respiradores.

"Están en juego las vidas de muchos ciudadanos" ha afirmado por las redes sociales.

Más crítico han sido desde Vox, que han pedido la retirada del embajador de España en Turquía, si finalmente "se verifica que ha sido Turquía, y no otra incompetencia del Gobierno". (¡De vergüenza! El gobierno congela a SEAT su producción de respiradores)

"Esto es lo que pasa por tratar con gobiernos mafiosos. O te pretenden invadir, como le pasó a Grecia, o te dejan sin material sanitario para combatir una pandemia" ha declarado el partido de Santiago Abascal.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario