Realidad virtual: los secretos del futuro de la industria del porno

  • Tecnología
  • 25-11-2018 | 06:11
  • Escribe: Jesús Malagón

España es uno de los países pioneros en la industria del sexo, un sector que siempre permanece en constante movimiento y evolución


La realidad virtual ha aterrizado de forma consistente en el mundo de la industria pornográfica. Esta evolución de la tecnología permite la inmersión del usuario en un mundo simultáneo al real.

El espectador se pone unas gafas y se sumerge en una dimensión paralela. Puede mirar en varias direcciones, donde más le apetezca y con total libertad. 

El actor porno Miguel Zayas está a punto de empezar a rodar una película pornográfica, pero su vestimenta de estar por casa importa bien poco.

Se trata de una escena de cine porno virtual y de su cuerpo va a verse solo el tronco y los genitales. "Soy un toy-boy" (muñeco), dice el actor español.

Su faena es poner los ojos detrás de dos cámaras GoPro, esconder los brazos, moverse poco y, sobre todo, no jadear.

"Es el trabajo más difícil. No puedo mover las manos. Apenas veo a la chica. No puedo tocar. Todo es cabeza", dice el actor, que debe cumplir totalmente inmóvil.

La actriz, tiene otro papel

"La realidad virtual cansa más", declara Venus Afrodita. La actriz tiene que hablar, ejecutar y dominar. Toda la acción depende de lo que ella haga o deje de hacer.

Por lo que la presión para las actrices porno es superior ya que tienen más responsabilidades en el mundo de la realidad virtual.

No se acaba de consolidar

La realidad virtual es una de esas promesas tecnológicas que se oyen desde principios de la década de los 90. Hace unos años atrás intentó regresar con fuerza.

En 2014, cuando Facebook compró Oculus por 2.000 millones de dólares dio fuerza al sector en particular. Pero cuatro años después, el CEO de Oculus, Brendan Iribe, abandonó la compañía de Mark Zuckerberg tras las presuntas dudas que el dirigente de la red social tenía por apostar por la realidad virtual.

Quizá la realidad virtual está en el ciclo definido por Bill Gates: "Sobreestimamos el cambio que ocurrirá en los próximos dos años e infraestimamos el cambio que ocurrirá en los próximos diez".

Facebook Twitter
Deja tu Comentario