Raquel Mosquera, completamente rota, desvela toda la verdad 15 años después

  • Famosos
  • 22-06-2022 | 07:06
  • Escribe: Laura Abad
Raquel Mosquera y Pedro Carrasco se enamoraron y se amaron. Por mucho que Rociito intente ensuciar su historia, no lo conseguirá


Raquel Mosquera siempre se había mantenido callada, pero llegó un día que no pudo callar más. ¿Cuál fue el motivo por el que decidió romper su silencio? ¿Por qué Raquel Mosquera dejó de callarse y se lanzó a los platós para declarar la guerra a Rocío Carrasco?. 

Raquel Mosquera se sentó en el plató de ‘Sálvame Deluxe’ en el año 2016. No era el primer programa de Telecinco al que acudía, pero sí la primera ve que se atrevía a hablar de Rocío Carrasco sin pelos en la lengua.  Aseguró que, cuando su marido murió, su hija y él “estaban enfadados”“Como Pedro no estaba de acuerdo con unas cosas, había enfados y llevaban tiempo sin hablarse. Pedro lo llevaba muy mal y ha sufrido mucho”.



Había distanciamiento y no había conversación. Se vieron diez días antes de fallecer mi marido (...) No se reconciliaron. Aquella fue la última vez que se vieron”, declaró. A Raquel Mosquera le costó mucho recuperarse de la muerte de Pedro Carrasco y tuvieron que pasar tres años para que la viuda del boxeador se viera con fuerzas para sentarse en un plató de televisión.

"He estado quince años sin hablar. No he entrado nunca al trapo de nada”, le decía a Jorge Javier. "Se han dicho muchas mentiras y no he entrado por respeto a mi marido. Hablo en memoria de mi marido y de los miembros que no fueron a la boda de Rocío Carrasco"



Cuando hablaba de las ausencias, Raquel Mosquera se refería a Rocío Flores y David, los nietos de Rocío Jurado, que no acudieron a la boda de su madre. Que no fueran invitados al enlace fue uno de los motivos que empujó a hablar. "Me ha conmovido y me ha dolido mucho. Sé lo que mi marido pensaría y haría. Estoy sentada aquí en memoria de él”, declaró en su entrevista en ‘Sálvame Deluxe’.

En 2004 en el programa 'Salsa Rosa', Raquel,  aseguró que se sentía “fuerte y más segura” y que había tardado tanto en volver a televisión porque necesitaba sentirse con fuerza. Raquel Mosquera habló de todos los temas; se sinceró sobre la depresión que había sufrido y, también, se pronunció sobre la herencia de su marido.



La viuda del boxeador narró la dura etapa a la que había tenido que enfrentarse tras perder a su marido y aseguró que su mayor apoyo habían sido sus padres y su hermano, Miguel. Fue este último quien le dio un toque de atención que le hizo salir de la depresión que atravesaba.

No quise quitarme la vida, pero pasaba de todo. Mi hermano me dijo: " Si quieres, húndete, pero no es lo que le gustaría a Pedro”, explicó Raquel Mosquera. “Eso me llegó al corazón y a raíz de ahí me he esforzado por cuidarme y sacar todo adelante para estar bien".



También habló de la herencia que había dejado su marido: “Testamento no había. Al no haberlo, por ley, a su hija y a mí nos pertenecían algunas cosas”.  Yo en su momento no cogí abogado (...) Fue un amigo de Pedro y de Rocío Jurado quien nos llevó las cosas. Yo estaba de acuerdo y firmé. Firmé por pasar seis años en el piso de Paseo de la Habana, el cual he alquilado para poder pagar la hipoteca en la que me metí".

A  Raquel Mosquera le pertenecía una parte de esa vivienda y un terreno en El Escorial, del que no sabía nada. Que no luchara por esas tierras, hizo que los colaboradores le preguntaban el motivo por el que no peleaba por la parte que le correspondía. "Yo no quería ningún tipo de problema. Lo que quería era no estar todo el rato recordando cosas y los documentos no iban a ayudar a eso”, explicó.

Han pasado muchos años y nunca ha cambiado su versión. Lo que quizás no esperaba era que Rociíto fuera tan retorcida e intentara enturbiar su historia de amor con Pedro Carrasco.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario