Quique San Francisco fallece a los 65 años después de 46 días ingresado y una vida marcada por las drogas

  • Sucesos
  • 02-03-2021 | 07:03
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Las drogas, la ruina económica y un trágico accidente de moto marcaron los últimos años de la vida de Quique San Francisco




La noticia ha convulsionado el panorama cultural español. El actor Quique San Francisco ha fallecido a los 64 años después de llevar 46 días ingresado aquejado de una neumonía bilateral.

Hacía tiempo que el estado de salud de Quique San Francisco era muy delicado y su aspecto estaba ya muy deteriorado en los últimos días, cuando el actor luchaba contra la muerte en una pelea que finalmente ha acabado perdiendo.



El actor subió al escenario por última vez a primeros de enero. Luego la función de su última obra, "La Penúltima", tuvo que ser suspendida en Madrid y también su representación en Guetxo, cuyo estreno estaba previsto para el 23 de enero.

El comunicado oficial

"Después de varias semanas de lidiar con un problema de salud que se tornó irreversible, el actor Enrique San Francisco ha fallecido hoy en Madrid a los 65 años de edad. El mundo del espectáculo siempre estará en deuda con él y deberá empezar a transitar el doloroso camino de aprender a convivir con su ausencia, pero hoy preferimos evocar todo lo que Enrique nos brindó y conservaremos con nosotros, para siempre, su bondad y la alegría que transmitía a diario a todos los que le rodeaban. Descanse en Paz".



Una vida intensa, con drogas y ruina económica

Quique San Francisco disfrutó muy intensamente de la vida. Sufrió una etapa de adicción a la droga que afectó directamente a su salud y a sus relaciones personales. En su momento declaró a la revista Interviú: "Porros fumé toda la vida, pero lo malo fue el caballo y la coca. Por el caballo hice una pasada y me fui; si no, no estaba aquí". Precisamente la droga le llevó a la ruina económica.

Pero la vida le pasó factura con un desgraciado accidente de moto en 2002 que le tuvo postrado en cama durante un año con una gravísima lesión de espalda:  "Me tiré siete meses colgado de un cable después de una operación de once horas. Solo podía mover el brazo derecho".



Luego pasó una temporada en silla de ruedas, aunque gracias a su voluntad en duras jornadas de rehabilitación consiguió volver a caminar por sí mismo. 

Descanse en paz Quique San Francisco, un actor que ya despuntó en el mundo del cine a edad muy temprana, con un físico muy peculiar y una inteligencia y rapidez mental que le convirtió en un conversador brillante.



Facebook Twitter


Deja tu Comentario