¡¡Quieren echar a la Guardia Civil de Cataluña!!

  • Cataluña
  • 27-09-2019 | 08:09
  • Escribe: Pedro Riscal
Las fuerzas independentistas reclaman la dimisión inmediata de la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera.


Los grupos de JxCat y ERC en el Parlament han registrado una propuesta de resolución conjunta en la que piden que la Cámara catalana declare necesaria "la retirada de Cataluña de los efectivos de la Guardia Civil".

"Se ha mostrado abiertamente como una policía de carácter político que está centrada en perseguir a determinados colectivos políticos y sociales, y completamente redundante a la hora de garantizar la seguridad de la ciudadanía", recoge el texto que han presentado en el marco del Debate de Política General. (Los separatistas amenazan a la Guardia Civil con un grito que conocen muy bien en el País Vasco: "¡Que no quede ni uno!")



El escrito pide que el Parlament denuncie los "abusos de derechos civiles y políticos que no solo se han centrado en líderes políticos y sociales, sino que han abusado de la legislación impulsada bajo la excusa de combatir el terrorismo, para atemorizar a la ciudadanía y coartar la protesta", y solicita a la Cámara exigir la dimisión inmediata de la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera.

"Es manifiestamente incapaz, de garantizar los derechos fundamentales de la ciudadanía", concluye, y pide parar las operaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que consideran prospectivas y que aseguran que hacen una utilización especulativa y arbitraria de los tipos penales asociados al terrorismo para reprimir el activismo social y político, según el texto.



También incluyen una petición a los grupos con representación en el Congreso para impulsar una modificación del Código Penal en materia de delitos de terrorismo "que abrió la puerta a la arbitrariedad y el abuso" en su aplicación. (La Guardia Civil 'denuncia' la inacción de los Mossos contra los CDR terroristas: ¡¡No movieron un dedo para detenerlos!!)

Juicio del 1-O

La propuesta advierte "un incremento de la represión y una creciente deriva en la restricción del libre ejercicio de los derechos civiles y políticos por parte del Estado, y una acción concertada de los diferentes poderes de Estado constituida en una auténtica causa general contra el independentismo".



Por eso, pide que el Parlament constate que el proceso judicial del Tribunal Supremo contra los impulsores del 1-O es "arbitrario, sesgado y en el que los derechos fundamentales de la ciudadanía se han visto abusados y violentados por parte, tanto de los cuerpos policiales del Estado, como de la Fiscalía, el juez instructor, el juzgado del Supremo, el Gobierno y el Jefe de Estado".

Solicita a la Cámara que "denuncie a un Gobierno y a una cúpula del poder judicial manifiestamente sesgada y que actúa claramente preocupada por garantizar la razón de Estado". (¡¡Puigdemont y Torra se 'alían' con el grupo terrorista separata que planeaba hacer volar por los aires un cuartel de la Guardia Civil!!)



También avisan de que sería "un abuso flagrante" que el Supremo dictara sentencia antes de que el Tribunal de Justicia de la UE se pronuncie sobre la inmunidad parlamentaria de Oriol Junqueras, que salió escogido eurodiputado en las últimas elecciones.

"¡Viva la Guardia Civil!"

Además, piden al Parlament que inste al Govern a revisar su participación como acusación en procesos jurídicos que impacten en el libre ejercicio de los derechos civiles y políticos.

Plantean "seguir llevando a cabo una revisión exhaustiva" de las actuaciones de los Mossos d'Esquadra, de acuerdo con los mecanismos de transparencia y de control interno. (El 'bocachancla' Toni Albà se mofa de la Guardia Civil en un patético pregón)

Curiosamente, mientras las fuerzas independentistas se manifestaban en este sentido, a Daniel Serrano, diputado del PP en el Parlament , le salió del alma el grito de "¡¡Viva la Guardia Civil!!" mientras Lorena Roldán, de Ciudadanos, responsabilizaba en la cámara catalana a Quim Torra y su Govern de las acciones violentas planeadas por los CDR detenidos y establecía la comparación de sus métodos con los empleados por ETA en el atentado contra el cuartel de la Guardia Civil en Vic en el año 1991.

La reacción del diputado popular no gustó nada a las fuerzas independentistas, y tampoco al presidente de la camara, el republicano Roger Torrent, que llamó al orden a Daniel Serrano:  "Por el amor de Dios, no es normal ponerse a gritar así en el pleno, diputado".

Se trata de una representación gráfica, una más, de la fractura que se vive en Cataluña generada por la obsesión de los partidos independentistas de separar a Cataluña de España sin disponer de una mayoría social que les respalde.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario