¿Qué relación hay entre la inteligencia y el tamaño del cerebro?

  • Enciclopedia
  • 17-05-2022 | 07:05
  • Escribe: Enrique Sanz
Esta es una de las cuestiones que más han sorprendido a los científicos modernos


La evolución de la raza humana a lo largo de los años es un misterio que todavía intriga e inquieta a gran parte de los científicos mundiales, puesto que hay una amplia lista de preguntas que todavía está sin responder desde hace decenios. Una de las más comunes es la relación entre el tamaño del cerebro y la cavidad donde está alojado y la inteligencia de un individuo.

La realidad es que no hay una respuesta concluyente para esta pregunta. Los únicos datos que se conocen a ciencia cierta son las averiguaciones realizadas por el Darmouth College de Estados Unidos y Jeremy DeSilva, uno de su antropólogos más reconocidos, quien considera que la pérdida de tamaño cerebral a través de la evolución de la raza humana ha sido del tamaño aproximado de "cuatro pelotas de ping pong". Esta reducción de la capacidad de la cavidad cerebral ha provocado que surjan nuevas preguntas al respecto.



Con el estudio de la cronología humana, muchos investigadores han llegado a la conclusión de que no existe una relación directa entre tamaño del cerebro e inteligencia, sino que también intervienen otros factores ajenos al propio cuerpo humano y su desarrollo con el paso de los años. En su intento por dar respuesta a una de las preguntas más famosas de todos los tiempos, los investigadores de todo el mundo centraron sus esfuerzos en encontrar paralelismos con otros animales.

Uno de estos elegidos es la hormiga. Con las suficientes cautelas, DeSilva y su equipo lograron comprender el funcionamiento del cerebro de estos animales, y llegaron a la conclusión de que el cerebro de aquellas hormigas que estaban incluidas en sociedades más grandes era mayor en comparación con el de otras hormigas que se dedicaban al cultivo de hongos dentro de los nidos o que formaban parte de comunidades de un tamaño menor.



Siguiendo este hecho, DeSilva y su equipo buscaron una conexión con el decrecimiento del cerebro humano, y encontraron una posible causa en la aparición de la escritura. A pesar de que extraer conclusiones respecto de una investigación realizada en hormigas, que cuentan con un cerebro totalmente diferente al de los humanos, el equipo de investigación de DeSilva comprendió que la escritura podría haber jugado un papel fundamental en el decrecimiento del cerebro al "externalizar información por escrito y poder comunicar ideas accediendo a información que está fuera del propio cerebro".

El biodeterminismo también ha quedado desvinculado fuertemente de las ideas que se mantenían en los países occidentales. Según Philipp Koellinger, genetista conductual de la Vrije Universiteit Amsterdam, "hay una historia muy fea en el mundo occidental, el movimiento eugenésico y todo este tipo de cosas que se han basado en estas ideas sobre el biodeterminismo". A pesar de que el tamaño del cerebro parece estar relacionado con el desempeño en diferentes pruebas de cociente intelectual, Koellinger señala que "realmente no hay una relación muy fuerte" y que "las correlaciones que informamos no implican ningún tipo de biodeterminismo"



Con estos nuevos avances, se está más cerca de dar respuesta a uno de los misterios más perseguidos e importantes para toda la raza humana: ¿tener el cerebro más grande nos hace realmente más inteligentes?

Facebook Twitter

Deja tu Comentario