¡Qué morro tiene y qué falso es el cateto de Torra! ¡Ayer presumía de tener a toda su familia en los CDR y hoy lo niega!

  • Cataluña
  • 08-11-2019 | 08:11
  • Escribe: Pablo Ruiz

Quim Torra sitúa a JxCat como "el enemigo a batir" del Estado y desmiente su relación con los CDR encarcelados


"Toda mi familia está apuntada a los CDR", presumía hace unos meses el peor presidente de la Generalitat de la historia, Quim Torra.

Ahora, Torra ha situado a JxCat como "el enemigo a batir" por parte del Estado y ha dejado claro que no se rendirá tras desmentir de nuevo las informaciones que le relacionan presuntamente con los miembros de los CDR encarcelados.


"Somos el enemigo a batir: lo fue Artur Mas, Carles Puigdemont y me incluyo yo en esta lista. Ninguno de ellos se rindió y yo no pienso rendirme tampoco por más querellas, insultos y aplicaciones del Código Penal y artículos de la Constitución que digan", ha subrayado en un mitin de JxCat en Tarragona, acompañado de Mas y la cabeza de lista en el Congreso, Laura Borràs.

No da credibilidad a las informaciones sobre los CDR

Al inicio de su intervención, ha insistido en que no da ninguna credibilidad a las informaciones sobre los miembros de los CDR, y ha exigido saber bajo qué condiciones se han producido las declaraciones de los detenidos así como que se garantice el derecho de defensa.


Según Torra, les quieren crispados y enfrentados cuando, a su juicio, la fórmula para salir adelante debe ser "instituciones, ciudadanía y entidades, todos a una, juntos".

Por ello, ha reivindicado de nuevo la propuesta de Borràs de impulsar un "grupo republicano en Madrid para que la voz de Cataluña se escuche más fuerte que nunca".



También ha lamentado el "menosprecio" que supone que en el año y medio que lleva como presidente de la Generalitat no le haya llegado ninguna propuesta del Estado para resolver el conflicto catalán, algo que tampoco recibieron ni Mas ni Puigdemont.

Puig y Comín se desmarcan de los CDR detenidos y ponen "la mano en el fuego" por Torra y Puigdemont

Los exconsejeros catalanes Lluís Puig y Toni Comín, declarados formalmente en rebeldía desde julio de 2018 tras huir a Bélgica, se han desmarcado este jueves de los miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) investigados por terrorismo en la Audiencia Nacional, y pondrían también "la mano en el fuego" por el presidente de Cataluña, Quim Torra, y su predecesor, Carles Puigdemont.

"Nos parece igual de inverosímil que muchas de las otras cosas que se han estado diciendo en muchos atestados, sumarios, durante estos años de instrucción en donde hemos visto auténticas falsedades", ha declarado Comín a la prensa en Bruselas, tras declarar ante el juez de instrucción por la euroorden dictada contra él por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

Comín y Puig han defendido que no han tenido "ninguna relación" con los CDR investigados, pero han rechazado hasta en dos ocasiones responder a la pregunta de si les hubiera parecido legítimo que, como sostiene el sumario de la causa, los CDR hubiesen asaltado el Parlament catalán con ayuda desde el interior.

Tanto Puig como Comín han argumentado que no saben el contenido del sumario, por lo que no pueden hacer comentarios sobre lo que se recoge en él y han apuntado que cuando lo conozcan con un "mínimo detalle" lo valorarán.

"La mano en el fuego"

En cualquier caso, Comín también ha dicho poner "la mano en el fuego" por Torra y Puigdemont, para descartar que estuvieran al tanto de las acciones en las que presuntamente trabajaban los CDR detenidos, al tiempo que ha calificado de "muy dudosa" la veracidad de los atestados policiales.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario