"¿Qué me está contando?". La increíble reacción del juez a la declaración de Dina Bousselham sobre Pablo Iglesias

  • Política
  • 28-06-2020 | 21:06
  • Escribe: Laura Abad

Desde el inicio de este procedimiento todo han sido contradicciones y el hecho de que Villarejo esté implicado no huele bien


Las reiteradas contradicciones de la ex asesora de Podemos Dina Bousselham durante su declaración el 18 de mayo en la Audiencia Nacional como perjudicada exasperaron al juez que investiga el caso Villarejo, Manuel García Castellón, que estalla contra la testigo, que en todo momento defiende la actuación de Pablo Iglesias: "¿Qué me está contando?", llega a decir el instructor, según consta en la grabación de la comparecencia, a la que ha tenido acceso Vozpópuli.

En un intenso interrogatorio, que inicia uno de los dos representantes del Ministerio Fiscal, el juez García Castellón evidencia en varias ocasiones su enfado por las diferentes versiones de Bousselham, que contestó una veintena de veces que Pablo Iglesias le había entregado "dañada" la tarjeta que le habían robado.


Sin embargo, unos días después presentó un escrito ante el juez asegurando todo lo contrario; que sí había podido acceder al contenido de la tarjeta. 

Dina Bousselham declaró por segunda vez como perjudicada por la supuesta actuación del clan policial mafioso presuntamente encabezado por el comisario jubilado José Manuel Villarejo, en prisión desde noviembre de 2017, y que tenía en su poder una copia de la tarjeta SD de esta mujer.


La exasistente de Iglesias en el Parlamento Europeo fue objeto del robo de su móvil en 2015. Y estos hechos fueron denunciados ante un Juzgado de Alcorcón (Madrid).

Precisamente, esta segunda comparecencia de Bousselham se llevó a cabo después de que los fiscales de anticorrupción se lo reclamaran al juez. En el escrito en el que pedían al juez la declaración los representantes del Ministerio Fiscal ya apuntaban que Iglesias podría haber cometido los delitos de revelación de secretos y daños informáticos en calidad de cooperador necesario. Sin embargo, del análisis jurídico de los hechos y la incapacidad de probar los hechos, los fiscales consideran imposible imputar a Iglesias cualquiera de los dos delitos.



El primero, el de revelación de secretos, porque anticorrupción considera que Dina Bousselham renunciará a acusar del mismo a Iglesias, su jefe en Podemos; y en el caso de los daños informáticos, creen que en el momento actual es muy difícil saber quién dañó la memoria SD que el presidente del Grupo Zeta entregó a Iglesias en enero de 2016. 

Durante el interrogatorio, el juez llega a tomar la palabra en varias ocasiones para destacar que "la tarjeta está destruida en el periodo de seis meses", "¿no le parece extraño?", llegando incluso a calificar los hechos como "suficientemente graves".

El instructor dio por finalizada la tensa declaración con una frase muy elocuente, sobre el futuro judicial de Bousselham, y por consiguiente, de Iglesias: "Hemos terminado de momento... y digo de momento...".

Facebook Twitter
Deja tu Comentario