¿Qué le pasa a Jorge Javier? Él mismo lo explica con todos los detalles

  • TV y Cine
  • 22-03-2019 | 06:03
  • Escribe: Pablo Ruiz

Jorge Javier Vázquez explica todo lo que ha pasado durante la última semana: “Sufrí un ictus”




¿Qué ha tenido Jorge Javier? ¿Qué cosas pasaban por la cabeza del popular presentador en tan difíciles momentos? ¿Tuvo miedo? ¿Qué es lo que más le inquietaba? ¿Qué hizo tras la operación? Paco, su madre, los médicos…

Jorge Javier abre su corazón en una extensa carta enviada a la revista Lecturas en la que explica todos los detalles del calvario que ha sufrido.



El presentador sufrió dolores de cabeza intensos desde el martes, y tras la gala de GH Dúo dudó si ir a urgencias: “pienso que si duermo me despertaré mejor al día siguiente. No es así”.

El sábado se despertó a las seis de la mañana “y lo que más me inquieta no es la muerte, sino en cómo contárselo a mi madre”.



A las doce del mediodía se plantó en urgencias, calmaron su dolor y le hicieron un escáner encontrando una manchita en el cerebro.

Descartan el tumor y le recomiendan hacerse una resonancia, “pero los sábados no las hacen y tengo que quedarme ingresado para estar controlado. Adiós al Deluxe”.



"Adiós al Deluxe”

Lo que más le preocupa es contárselo a su madre, pero su familia le recomienda no engañarla.

Finalmente se lo dice y ella le contesta: “Ay, hijo, ahora no vayas a contar que tienes algo en la cabeza”.



Retorciéndose de dolor, mientras espera a la resonancia del lunes, “echo un vistazo a Instagram y recibo algunos mensajes afeándome alguna conducta de las mías”. “Tengo la cabeza como las maracas de machín gracias al dopaje”.

El lunes por la mañana la resonancia detecta una manchita de sangre que es la que provoca el dolor.

“Se está muy bien en el hospital cuando parece que no tienes nada grave. ¡Ay!, además es que se me ha olvidado contar –es un decir- que P. (por Paco) está acompañándome desde el sábado”.

No se veían desde hacía más de un año y se reencuentran en el hospital: “como soy de natural aprovechado le castigo pidiéndole varias cosas: primero un café americano, después un descafeinado, súbeme el respaldo de la cama…”.

Los resultados indican que le tienen que hacer un cateterismo. En el peor de los casos habrá que operar.

Tras la sedación y una operación de urgencia, Jorge Javier se despierta el martes en planta tras pasar la noche en la UCI.

“El doctor me dijo que había visto algo gravísimo. Que teníamos que operar lo antes posible”.

Diagnóstico: aneurisma congénito que ha desembocado en una pequeña hemorragia. "Ha sido leve. Podría haber sido peor. Muchísimo peor”, le dicen los médicos.

A partir de ese momento “me quedo en shock”.

“Mientras espero mi turno para operarme Adrián y yo hablamos del más allá. Yo le digo que creo en algo y él me confiesa que no”.

“Incluso grabo un vídeo dejándole cosas a P. porque no me ha dado tiempo a meterlo en el testamento”.

Jorge Javier asegura que "no tengo miedo" y que antes de nublarse por la anestesia "rezo un padrenuestro y repito mi mantra para meditar”.

Tras estos momentos tan delicados, Jorge Javier despierta en la UCI “tranquilísimo: todo ha ido bien”.

Le han colocado dos stent el mismo día que veintitantos años atrás “operaron a mi padre del tumor que se lo llevó por delante”.

“Sólo quiero pensar en cómo estoy: vivo. También sufrí un ictus”.

Toca reposo absoluto “y agradecer siempre a la vida y a todos aquellos que os estáis preocupando por mi salud”.

“Gracias”, sentencia su carta Jorge Javier Vázquez.

“He salido del hospital con un subidón y diciendo ‘me voy a gastar todo lo que tengo y que no voy a trabajar nada’”, ha confesado Mila Ximénez que le dijo Jorge Javier.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario