¿Qué es la toxoplasmosis y por qué deben tener especial cuidado las embarazadas?

  • Enciclopedia
  • 04-11-2021 | 08:11
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Se produce como consecuencia de una infección por el parásito Toxoplasma gondii




La toxoplasmosis es una enfermedad que se produce como consecuencia de una infección por el parásito Toxoplasma gondii, uno de los parásitos más comunes del mundo y esta relacionada con la ingesta de determinados tipos de alimento como la carne.

La infección suele contraerse al comer carne contaminada mal cocida, exponerse a heces de gato infectadas o mediante la transmisión de madre a hijo durante el embarazo. En este último proceso, en el de la gestación, las mujeres deben extremar las precauciones.



El raro y sorprendente trastorno que sufre una joven de 16 años: "Aparento 50 años"

En el mundo hay millones de personas que están contagiadas de toxoplasmosis pero son pocos los que lo saben ya que, en la mayoría de los casos, no se presentan síntomas debido a que los sistemas inmunitarios de las personas afectadas están en perfecto estado.



Los que si presentan síntomas de la enfermedad se asemejan mucho a los de un proceso gripal o un catarro fuerte. Fiebre, dolores musculares, ganglios linfáticos inflamados, dolor de cabeza y cansancio suelen ser los síntomas más comunes en estas personas.

Lo más grave, y en lo que hacen especial hincapié los profesionales sanitarios, es contraer la enfermedad durante el embarazo ya que las consecuencias podrían ser mucho más serias. Esto puede conducir a abortos espontáneos o que el bebé nazca pronto (sea prematuro).



Por lo tanto, si tienes un buen estado de salud general, no eres una mujer embarazada y se te diagnosticó toxoplasmosis, es probable que no necesites más que el tratamiento conservador. Si estás embarazada o tienes el sistema inmunitario debilitado, es posible que necesites un tratamiento médico para evitar complicaciones graves.

¿Qué síntomas tiene la enfermedad de la rabia?



Factores de riesgo de la toxoplasmosis

Todas las personas pueden infectarse el parásito que causa la toxoplasmosis pero, como hemos dicho anteriormente, no todos tienen el mismo riesgo de sufrir consecuencias graves. Además de las embarazadas, hay otros sectores de la población que pueden tener síntomas al contraer la enfermedad.

Hablamos de las personas que tienen VIH (Sida), las personas que están en tratamiento con quimioterapia (ya que debilita el sistema inmunitario y están más expuestos a la toxoplasmosis) y aquellos que toman medicamentos esteroides u otros medicamentos inmunosupresores (inhiben el sistema inmunitario).

Lo que hay que potenciar para evitar la toxoplasmosis es la prevención con las siguientes claves que damos a continuación: usar guantes al manipular tierra o trabajar en jardines, no comer carne cruda o poco cocida, lavar bien los utensilios de cocina, lavar las frutas y la verdura, no beber leche pasteurizada y, para las embarazadas, congelar durante una semana todos los embutidos o no comerlos.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario