¿Qué es la listeriosis? La enfermedad que asusta a España

  • Sucesos
  • 21-08-2019 | 08:08
  • Escribe: Pedro Riscal
Cómo reconocer y combatir el brote de listeriosis que se está manifestando en España.


Una sevillana de 90 años ha dado la voz de alarma levantando la liebre de la listeriosis, un nombre que hasta ahora nos resultaba poco familiar y que en las últimas horas se ha puesto de moda. Pero, ¿qué es la listeriosis? ¿Hay motivo para que cundan las alarmas en España?

Esta anciana de 90 años se ha convertido en la primera víctima mortal del brote de listeriosis que se ha producido en España y que ya afecta a 114 ciudadanos, la mayor parte de ellos focalizados en la provincia de Sevilla.



Ahora mismo hay 36 personas ingresadas en hospitales como víctimas de la listeriosis. Dos de ellas graves en la UVI. 18 son mujeres embarazadas y dos bebés recién nacidos. El brote se ha extendido a cinco personas en Extremadura, otra en Madrid y dos más en Cataluña.

¿Qué es la listeriosis?

¿Pero qué es la listeriosis? ¿Qué sabemos de esta enfermedad que tiene preocupada a la población española?



Se trata de una enfermedad causada por la bacteria listeria, que puede infectar a las personas a través de alimentos contaminados. En el caso que nos ocupa, el contagio ha llegado a través de la ingesta de carne mechada, aunque también la leche puede ejercer de vehículo transmisor.  Estamos ante una infección transmitida de animales a personas a través del consumo de productos alimenticios contaminados. La bacteria que produce el contagio es la Listeria monocytogenes, que está presente en intestinos de animales y personas sanas y en el medio ambiente.

El brote puede ser propagado por un alimento cuyo origen esté en un animal infectado o colarse en la cadena de envasado de un alimento o contaminarse en el momento de la manipulación. La listeriosis no se transmite de persona a persona. Sólo se contrae al consumir un alimento que ya está infectado. 



Es más fácil encontrar la bacteria en alimentos que ya están listos para el consumo y que no precisan de cocinado previo y pueden tener larga vida en la nevera. Por ejemplo: quesos blandos y semiblandos, pescado ahumado, fiambres y patés; o productos elaborados con leche cruda o sin pasteurizar y las frutas y verduras consumidas crudas sin lavar.

Sabemos que esta bacteria soporta sin problemas el frío, pero no resiste el calor, por lo que para combatirla hay que cocinar los alimentos a una temperatura superior a 70 grados y conservarlos a partir de menos de 4 grados.



Cómo reconocer la listeriosis

La listeriosis no es fácil de reconocer, porque puede presentarse a través de síntomas leves, como una gastroenteritis con fiebre moderada, o con síntomas graves que pueden dar pie a una meningitis en fetos y bebés. En estos casos puede dejar secuelas neurológicas. 

En los casos leves puede parecer una gripe, manifestándose con fiebre y problemas gastrointestinales sin grandes repercusiones en adultos sanos. Los casos graves se dan cuando la bacteria se reproduce fuera del intestino y avanza al sistema nervioso. Se puede reconocer por síntomas como dolor de cabeza, rigidez en el cuello, confusión, pérdida del equilibrio o convulsiones. Su porcentaje de mortalidad es del 15,6%.

Están más expuestos a contraer esta enfermedad los pacientes con enfermedad crónica y con alteraciones inmunodepresoras; también las mujeres embarazadas con riesgo para el feto o personas mayores de 65 años. 

Cómo se combate la listeriosis 

Los antibióticos vía oral suponen el remedio más eficaz para combatir la listerioris. En circunstancias normales la infección y su tratamiento duran entre cinco y siete dias en los casos leves. Los más graves pueden extenderse a veinte dias. Una vez superado el tratamiento no quedan secuelas de la infección en el organismo.

¿Se puede prevenir la listeriosis?

La prevención de la listeriosis pasa por una higiene escrupulosa de los alimentos en los lugares de producción, distribución, venta y consumo. También es importante mantener la temperatura de refrigeración por debajo de los 2ºC en todo el proceso. 

En el momento de consumir los alimentos conviene recordar que hay que lavar las frutas y verduras, cocinar la carne a 70ºC o más, mantener la precaución de no descongelar ningún producto a temperatura ambiente, no consumir productos lácteos o derivados que no hayan sido pasteurizados y evitar la mezcla de productos crudos con los ya cocinados

Facebook Twitter

Deja tu Comentario