¿Qué es la dermatitis atópica?

  • Enciclopedia
  • 21-01-2022 | 06:01
  • Escribe: Gonzalo Palacios
La dermatitis atópica en niños es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel de carácter alérgico


La dermatitis atópica (eccema) es un trastorno que provoca enrojecimiento de la piel y picazón. Es frecuente en niños, pero puede manifestarse a cualquier edad. La dermatitis atópica es duradera (crónica) y suele exacerbarse periódicamente. Puede manifestarse junto con asma o con rinitis alérgica.

No se ha encontrado una cura para la dermatitis atópica pero hay una serie de tratamientos y de medidas de cuidado personal que pueden aliviar la picazón y prevenir nuevos brotes. Por ejemplo, es útil evitar los jabones fuertes, humectar la piel de forma regular y aplicar cremas o ungüentos medicinales.



Ana Rosa, más cerca que nunca de su equipo mientras lucha contra el cáncer

Según las estadísticas, aproximadamente cada cuarto niño en el mundo sufre de dermatitis atópica. Alrededor del 15% de los niños tienen síntomas típicos de la enfermedad, que tienden a disminuir a medida que crecen.



Según los datos de la investigación, alrededor de un tercio de los pacientes con signos clínicos en la infancia, en la edad adulta, se sienten satisfechos si el tratamiento se inició a tiempo. Las niñas tienen 1,6 veces más probabilidades de tener dermatitis atópica.

La enfermedad tiene una naturaleza alérgica pronunciada. Se ha demostrado la conexión de la dermatitis atópica con otras manifestaciones de disfunción inmune, que incluyen asma bronquial, diversas formas de rinitis alérgica, conjuntivitis, alergia alimentaria.



Una grave enfermedad casi retira a una futura estrella del Real Madrid

Síntomas de la dermatitis atópica

Los signos y síntomas de la dermatitis atópica (eccema) varían ampliamente de una persona a otra y comprenden los siguientes:



  • Piel seca
  • Picazón, que puede ser grave, especialmente durante la noche
  • Manchas de color rojo a marrón grisáceo, especialmente en las manos, los pies, los tobillos, las muñecas, el cuello, la parte superior del pecho, los párpados, la parte interna de los codos y las rodillas, y, en el caso de los bebés, el rostro y el cuero cabelludo
  • Pequeñas protuberancias que pueden supurar líquido y formar costras si se las rasca
  • Piel engrosada, agrietada y escamosa
  • Piel en carne viva, sensible e inflamada por rascarse

Causas

La piel sana ayuda a conservar la humedad y ofrece protección contra las bacterias, los irritantes y los alérgenos. El eccema está relacionado con una variación genética que afecta la capacidad de la piel de proporcionar esta protección. Esto da lugar a que la piel se vea afectada por factores ambientales, irritantes y alérgenos. En algunos niños, las alergias alimentarias pueden incidir en la aparición de eccemas.

Factores de riesgo

El factor de riesgo principal de la dermatitis atópica es tener antecedentes personales o familiares de eccema, alergia, rinitis alérgica (fiebre del heno) o asma.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario