¿Qué dirá Messi? El Barça ficha a un madridista admirador de Cristiano Ronaldo

  • Deportes
  • 21-01-2019 | 08:01
  • Escribe: Guillermo Vives

Ha jugado en once equipos y de todos ha salido rebotado, ha protagonizado un sinfín de escándalos, se ha declarado madridista y admirador de Cristiano y... ¡no marca goles!


El FC Barcelona ha fichado a un refuerzo de nivel B tirando a C para suplir la marcha de Munir, el canterano a quien le han dado puerta en el Camp Nou para poder fichar a un extranjero como suplente de Luis Suárez. Se llama Kevin-Prince Boateng, nunca ha ocultado sus simpatías por el Real Madrid y es un admirador de Cristiano Ronaldo. ¡Menuda perla para lidiar con Leo Messi en el vestuario del Barça!

"¿Cristiano o Messi? ¿Con quién te quedas?"

Preguntado recientemente en la web de la Serie A italiana sobre Messi y Cristiano Ronaldo, obligándole a que se quedara con uno, Boateng dijo: "Cristiano, para mí, es el mejor. Lo es todo", explicó en una entrevista hace apenas cuatro meses para la web de la Serie A. Cuando jugaba en Las Palmas publicó en su cuenta de twitter, refiriéndose a la última Supercopa de España que disputaron Real Madrid y FC Barcelona: "Ronaldo es tan bueno que hay que respetarle". Ese fue su comentario poco después de que Cristiano abriera el marcador con uno de sus goles. 

Y aprovechó entonces para burlarse del Barça por la entonces reciente pérdida de Neymar: "¿Echan de menos a Neymar? Sólo pregunto LOL".

¡Menuda perla ha fichado el Barça!

Esta es la perla que ha fichado el Barça. Llega cedido del Sassuolo italiano por dos millones de euros hasta final de temporada, con una opción de compra en junio de ocho millones de euros. Su aspecto, estrafalario y su vida guarda mucha relación con su imagen de bad boy. Peinados rompedores, tatuajes por todas partes, mucha indisciplina y mucho incidente extradeportivo.

Kevin-Prince Boateng es un tipo tan difícil que a sus casi 32 años ha militado ya en once equipos diferentes. Algo debe tener cuando no le aguantan en ningún lado más de un año. En el Tottenham le pusieron cuatro partidos por partirle literalmente la cara a un rival con un patadón. Luego se fue cedido al Borussia Dortmund con Jurgen Klopp, que guarda un excelente recuerdo de él.

Luego, con el Portsmouth, le dio una patada a Michael Ballack, entonces estrella en el Chelsea, que cayó lesionado y no pudo disputar el Mundial de Sudáfrica en 2010. Boateng dejó en él un recuerdo imborrable. 

Luego jugó en el Schalke y a pocos días de medirse con el Real Madrid en la Champions League, Boateng tuvo una fuerte discusión con un compañero  y fue pillado fumando y bebiendo cerveza antes de un control antidoping. Su club decidió despedirle y enviarle al Milan.

Boateng abandonó la selección alemana después de realizar toda su carrera en las inferiores germanas y se fue a la de Ghana. Con Ghana disputó el Mundial de Sudáfrica y también el de 2014, en el que su seleccionador le envió para casa por un problema disciplinario en un entrenamiento.

Se trata de una buena pieza que, además, no marca goles. Apenas dejó huella en su fugaz paso por el Las Palmas y lo cierto es que no parece que el Barça haya salido ganando con el cambio de Munir por Boateng.  61 goles en 397 partidos (0,15 goles por partido), una cifra que no responde a lo que el Barcelona necesita para la alternativa en la delantera de Luis Suárez. Un fichaje muy extraño que recuerda a otros inexplicables que ha realizado el Barça en los últimos tiempos, como Yerry Mina.

 

El Barça también ficha a Michael Jackson

 

Facebook Twitter Google+
Deja tu Comentario